Política

La Fiscalía descarta pedir que Griñán entre ya en prisión tras la sentencia de los ERE

José Antonio Griñán a su entrada a la Audiencia de Sevilla. EFE

El Ministerio Público descarta solicitar prisión preventiva para el ex presidente andaluz José Antonio Griñán tras conocerse la sentencia del caso ERE que este martes le condenó a seis años de prisión por los delitos de prevaricación y malversación.

La Fiscalía Anticorrupción de Sevilla ha solicitado al tribunal sentenciador vistas para pedir prisión o una fianza para eludirla atendiendo al artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para los ex directores generales de Trabajo de la Junta de Andalucía Javier Guerrero y Juan Márquez y los ex consejeros Antonio Fernández y José Antonio Viera, quienes fueron condenados a penas superiores a los 7 años de prisión.

No ha pedido, sin embargo, la vistilla para José Antonio Griñán, por lo que el ex presidente andaluz no entraría en prisión hasta que el Tribunal Supremo, si es que lo hace, confirma las penas de la sentencia.

El criterio objetivo de la Fiscalía ha fijado el ‘corte’ para solicitar la prisión preventiva de los condenados en primera instancia en los siete años de prisión, aunque también se han analizado las circunstancias personales de cada uno de ellos.

Los abogados confiaban en ello

Los abogados de la defensa de algunos condenados en la sentencia de la Audiencia de Sevilla confiaban en que la Fiscalía no solicitara prisión para ellos, como informaron a El Independiente. No creyeron que el Ministerio Público encontrara riesgo de fuga, como no lo ha hecho en el caso de Griñán. El ex presidente ha esperado durante 11 meses a la publicación de la sentencia y ha atendido a todas las citaciones judiciales.

De los cuatro condenados para los que se piden vistillas, Javier Guerrero y Antonio Fernández ya estuvieron en prisión preventiva durante la fase de instrucción. Javier Guerrero estuvo concretamente siete meses en 2012 (del 16 de marzo al 22 de octubre) y dos y medio en 2013 (del 20 de marzo al 5 de junio).

Antonio Fernández, por su parte, ingresó en prisión el 24 de abril de 2012 hasta el 11 de agosto de 2012. Lo hizo tras depositar una fianza de 450.000 euros, dinero aportado por familiares y muchos amigos en una colecta.

Comentar ()