Los independentistas reclutados por el Tsunami Democràtic han conseguido detener brevemente el encuentro entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid en el minuto 10 de la segunda mitad, cuando han procedido a lanzar numerosos objetos al campo. Se trataba de pequeñas pelotas de color amarillo.

El árbitro ha detenido el partido mientras se retiraban los objetos, aunque esto no se ha podido ver en la retransmisión televisiva, que ha pasado a un plano cenital y posteriormente a mostrar repeticiones.

El Clásico entre Fútbol Club Barcelona y Real Madrid que se disputa en el Camp Nou había arrancado con normalidad, aunque el club blaugrana finalmente ha permitido la exhibición de dos grandes pancartas en las que se podía leer el lema del Tsunami Democràtic: «Spain, sit and talk», acompañada de otra con la palabra «Libertad» escrita en inglés.

El club tampoco ha impedido la exhibición de miles de pequeñas pancartas de color con el mismo lema del Tsunami Democràtic, que la plataforma ha repartido antes del inicio del encuentro. Fuera del estadio, no obstante, no se han producido incidentes.

Los accesos al Camp Nou, no obstante, se han visto ralentizados por los exhaustivos controles de la seguridad privada en busca de pelotas, pintura o cualquier otro objeto que se pudiera introducir en el recinto.

Finalmente, en el minuto 17:14, varios sectores del Camp Nou han lucido grandes banderas esteladas y nuevas pancartas con el mensaje Spain, sit and talk. Miembros de seguridad del Fútbol Club Barcelona han llegado a retirar algún objeto aislado lanzado al terreno de juego.