La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha declarado como personas ‘non gratas’ a los diplomáticos españoles y mexicanos en suelo boliviano, tras los incidentes acontecidos en la Embajada de México en La Paz, donde residen ex ministros de Evo Morales.

El Gobierno de Bolivia ha dado este lunes 72 horas a la diplomática española que visitó el viernes a la embajadora de México en La Paz así como a esta última para que abandonen el país tras el incidente.

El anuncio de la expulsión de las dos diplomáticas, así como del cónsul de España, lo ha hecho la propia Áñez.

«El Gobierno constitucional que presido ha decidido declarar persona non grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y al grupo de los presuntamente diplomáticos encapuchados y armados», ha señalado.

«Este grupo de representantes de los gobiernos de México y de España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia», ha sostenido Áñez, según informan los medios locales.

En este sentido, ha asegurado que «la conducta hostil intentando ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia de México en Bolivia desafiando a los oficiales policiales bolivianos y los propios ciudadanos son hechos que no podemos dejar pasar».