La Abogacía del Estado ha solicitado al juez instructor de la causa del procés independentista en Cataluña, Pablo Llarena, que suspenda las órdenes europeas de detención y entrega dictadas contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el exconsejero Antoni Comín, así como que solicite a «la mayor brevedad» al Parlamento Europeo el suplicatorio para el levantamiento de sus inmunidades tras ser elegidos eurodiputados.

Así lo ha dicho en un informe que ha remitido este viernes al juez del Supremo, después de que éste pidiera a las partes que se manifestaran sobre si la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 19 de diciembre, que afirmó que el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras tenía inmunidad desde que fue proclamado europarlamentario, tiene «la misma incidencia» en la situación de Puigdemont y Comín, ambos también electos en el Parlamento Europeo y huidos de la justicia española.

Esta postura es en parte contraria a la Fiscalía que pidió al juez instructor de la causa del procés que mantenga las órdenes nacionales e internacionales de detención y la declaración de rebeldía del expresidente catalán y el exconsejero. El Ministerio Público también solicitó al magistrado que se dirija cuanto antes al Parlamento europeo para solicitar que se suspenda su inmunidad.

Cs denuncia la filtración del escrito

También este viernes, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso y abogado del Estado, Edmundo Bal, ha presentado ante la Fiscalía una denuncia de su partido por la «presunta» filtración del escrito de la Abogacía del Estado enviado al Supremo sobre la inmunidad de Oriol Junqueras porque consideran que los hechos pueden ser constitutivos de delito.

Bal ha criticado el «espectáculo humillante y bochornoso» que cree que supone la «instrumentalización» de la Abogacía para conseguir la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez. No sólo porque el escrito, en el que la Abogacía solicitó al Supremo que permita que Junqueras pueda tomar posesión como eurodiputado y ejercer sus funciones mientras mantenga ese estatus sigue las «indicaciones» del Gobierno, según Bal, sino porque se le comunicaron a ERC sus líneas maestras antes de ser presentado, ha denunciado.

Para Bal está claro que se le comunicó a ERC con un finalidad «estrictamente política y manipuladora» para conseguir la investidura de Sánchez. Y además, esta «humillación» de la Abogacía del Estado por parte del Gobierno solo ha sido un «anticipo» de cómo el PSOE está dispuesto a humillar también a España con su pacto con ERC, ha afirmado.

Un pacto que Bal ha criticado porque cree que al reconocer que hay un conflicto político en Cataluña apunta a que el PSOE quiera conceder la amnistía o indultar a los presos condenados por el caso del procés. Con respecto al escrito presentado este viernes ante la Fiscalía, el portavoz adjunto de Ciudadanos ha asegurado que actúan con «absoluta prudencia» porque no acusan a nadie, sino que solo piden que se investiguen los hechos porque «no cabe duda» de que alguien debió de filtrar el escrito sobre Junqueras.