El ex conseller de Presidencia y dirigente de JxCat condenado por su participación en el 1-O, ha cargado hoy contra la confirmación de su clasificación en segundo grado penitenciario, confirmada ayer por la dirección de Servicios Penitenciarios de la Generalitat. «No se puede estar en misa y repicando» se lamenta Turull en un tuit en el que alude, sin mencionarla, a la consellera de Justicia, la republicana Ester Capella, por la confirmación de esa calificación penitenciaria.

La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Conselleria de Justicia de la Generalitat ratificó ayer esta decisión, propuesta por las juntas de tratamiento de los centros de Lledoners, Puig de les Basses, y Mas d’Enric, el pasado diciembre, donde se encuentran recluidos todos los condenados por el Tribunal Supremo. Una decisión que en su momento ya fue discutida por JxCat y las defensas de Turull, Josep Rull y Jordi Sánchez.

El abogado de Turull, Rull y Sánchez, Jordi Pina, reclamó en su momento el tercer grado para sus defendidos y desde JxCat se recrimina a ERC, titular de la Conselleria de Justicia, su negativa a otorgar directamente el tercer grado a los condenados por el 1-O y lo muestran como un ejemplo más de su «sumisión» al Estado y su abandono de la batalla independentista.

Esquerra, sin embargo, defiende que el segundo grado es la medida ordinaria para condenas tan largas como las impuestas a los dirigentes independentistas. Y apuntan que esta calificación permite también medidas de flexibilización en base a recomendación de las juntas de tratamiento que permitan salir a los condenados para trabajar, por ejemplo. Unas medidas de reinserción que no están sujetas en última instancia al tribunal de vigilancia penitenciaria, recuerdan, por lo que no podrán ser revocadas.

El precedente de Oriol Pujol

Es la vía que se ha seguido con Oriol Pujol Ferrusola, después de que la Fiscalía recurriera la concesión inicial del tercer grado por parte de la Conselleria de Justicia. Esta vía permitió al hijo de Jordi Pujol, condenado por corrupción, salir a diario de la prisión de Brians para trabajar.

Justicia confirmó ayer la misma clasificación del exvicepresidente Oriol Junqueras, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Quim Forn, Dolors Bassa, Raül Romeva, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.