El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, sigue en el ojo del huracán por su encuentro secreto de madrugada, a bordo de un avión en el aeropuerto de Barajas, con Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen chavista de Nicolás Maduro en Venezuela, sobre la que pesa una prohibición de entrada en la Unión Europea.

Ábalos, a lo largo de los últimos días, ha dado numerosas versiones sobre el encuentro. Este mismo martes, tal y como publica este medio, se ha conocido que la Policía del aeropuerto de Barajas no supo hasta el mismo domingo que la ‘número 2’ de Maduro no podía entrar en el país, pese a que su visita se conocía por parte del Gobierno con días de antelación.

Moncloa, no obstante, se ha apresurado a cerrar filas alrededor de Ábalos y a asegurar que la actuación del ministro evitó un «conflicto diplomático» con el régimen chavista, pese a que el Gobierno reconoce como presidente legítimo del país a Juan Guaidó desde hace más de un año.