Los Mossos d’Esquadra han intervenido esta tarde para impedir enfrentamientos entre un grupo de manifestantes independentistas y otro de extrema derecha en la avenida Meridiana de Barcelona, donde los CDR llevan meses cortando el tráfico en protesta por la sentencia del «procés».

Según han informado fuentes policiales, el incidente ha movilizado a varias unidades antidisturbios de la policía catalana, que han identificado a algunas de las personas que habían acudido a las manifestaciones de uno u otro signo, sin que por el momento se hayan practicado detenciones.

Los manifestantes independentistas se han concentrado en el punto de la avenida Meridiana donde desde el pasado octubre se vienen sucediendo cortes de tráfico en protesta por la sentencia del Tribunal Supremo, que condenó a los líderes independentistas del «procés».

A la confluencia donde suelen convocar los CDR sus protestas han acudido esta tarde decenas de manifestantes que exhibían simbología ultraderechista, quienes han sido increpados por los manifestantes independentistas al grito de «Fuera fascistas de nuestros barrios».

Los Mossos d’Esquadra han desplegado un cordón policial para impedir que ambos grupos de manifestantes entraran en contacto, lo que ha provocado algunos enfrentamientos con la línea de agentes antidisturbios.

Los agentes desplegados, han añadido las mismas fuentes, han procedido a llevar a cabo algunas identificaciones y en algún momento se han abierto paso entre los manifestante para adelantar la línea policial desplegada. 

Agresión a un periodista

Durante las recientes protestas independentistas en la avenida Meridiana, el periodista Xavier Rius, del diario digital enotícies, fue acosado, increpado y supuestamente agredido por algunos radicales.

Rius se encontraba en la arteria de la ciudad catalana para denunciar los cortes al tráfico llevados a cabo por este grupo de personas, cuando uno de ellos se le acercó y le advirtió de que parase la grabación. Instantes después, el periodista fue supuestamente agredido durante una discusión con varios radicales. La cámara de Rius no captó el momento exacto del ataque, pero sí las voces de los secesionistas acosando al reportero.

Los hechos ha recibido el rechazo de varios políticos catalanes. «Condeno firmemente la agresión al periodista Xavier Rius», ha asegurado el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle.

En un tuit, Arrimadas ha mandado su apoyo al periodista «atacado por radicales separatistas mientras trabajaba en Barcelona» y ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de permitirlo y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de mirar hacia otro lado.

«Es hora de que el gobierno de la ciudad actúe con contundencia para acabar con los cortes ilegales de la Meridiana», ha reclamado Manuel Valls en otro tuit, tras condenar los hechos.

Rius ha apuntado, en un posterior apunte en Twitter, que lo que Batlle tiene que hacer «no es condenar sino actuar. No hacer nada durante cuatro meses es una irresponsabilidad tremenda».