Política

La Justicia catalana no tiene las inscripciones de defunción en Barcelona del 15 al 30 de marzo

Los registros de fallecimiento se incrementaron un 101% respecto a 2019 en toda Cataluña entre el 22 y el 29 de marzo

tanatorio-parking-barcelona-1440x960

El parking del tanatorio de Collserola (Barcelona), actualmente cerrado al público, se ha convertido en un tanatorio de campaña. EFE / QUIQUE GARCÍA

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña no cuenta aún con las inscripciones de defunción de Barcelona correspondientes a las dos semanas posteriores a la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Precisamente la quincena en la que se registró una mayor tasa de mortalidad en toda España, también en Cataluña.

En la última reunión de la Comisión de seguimiento de la crisis de la Covid-19, el secretario de Relaciones con la Administración de Justicia alertó de este hecho, según se recoge en el documento resumen del TSJ catalán hecho público este miércoles. «En el Registro Civil de Barcelona no constan inscripciones de defunción ni en la semana 13 ni en la 14 de 2020 con los consiguientes perjuicios para los ciudadanos», se puede leer en éste.

Ante tal hecho, la Comisión insiste en «la necesidad de implementar de forma inmediata los medios telemáticos imprescindibles para que los Letrados de la Administración de Justicia y funcionarios que se encuentran en disponibilidad puedan realizar las inscripciones pendientes». El pasado 6 de abril, la citada Comisión ya alertó del «colapso» que podría producirse en el Registro Civil de Barcelona, y que finalmente se ha producido a juzgar por los datos, ante la falta de personal y el aumento de muertes por el virus.

Un 101% más de muertes que en 2019

Sin contar con los datos de Barcelona, las inscripciones de defunción aumentaron un 37% la tercera semana de marzo de 2020 respecto a 2019 y un 101% la última semana del mes (un 66% en los Registros civiles principales y un 230% en los delegados) se afirma en el documento de la última reunión ejecutiva sobre la pandemia del TSJC.

Los datos del estudio estadístico sobre inscripciones de nacimientos y defunciones en los Registros civiles de Cataluña entre las semanas 12, 13 y 14 de 2019 y las mismas semanas de 2020, confirman el desfase entre las muertes registradas por el Ministerio de Sanidad y ofrecidos diariamente en rueda de prensa por el Gobierno y las inscritas en los Registros.

Precisamente para registrar los datos más precisos posibles y realizar una comparación con años anteriores, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León solicitó esta misma semana a los Registros civiles de dicha región la información de licencias de enterramiento especificando la causa de la muerte. Un dato que no solicita el Ministerio de Justicia en el recuento diario que le remiten todos los días los Registros y Juzgados de Paz de toda España.

La Justicia castellano-leonesa inició así su propio recuento de fallecimientos de acuerdo con los datos de los Registros y la ayuda de los médicos forenses. Busca, de esta manera, hacer una radiografía más veraz de la incidencia de la pandemia en España, registrando no sólo los fallecidos a los que se hizo la prueba o autopsia y dieron positivo en coronavirus, sino también los casos sospechosos.

Precisamente con un recuento basado en los mismos datos, la Justicia de Castilla-La Mancha ofreció una tasa de mortalidad de un 70% superior a la oficial en marzo de 2020, según los datos aportados por el Tribunal Superior de Justicia de dicha región.

Comentar ()