Julio Anguita, ex alcalde de Córdoba y ex líder de Izquierda Unida, continúa ingresado en la UCI del Hospital Universitario Reina Sofía de la ciudad andaluza en estado «estable dentro de la gravedad», según el último parte médico de este lunes por la mañana.

A lo largo de esta tarde, el centro sanitario enviará una actualización del parte médico del que fuera coordinador general de Izquierda Unida entre 1989 y el año 2000 informando de su evolución.

En la mañana del sábado Julio Anguita se sintió indispuesto en su domicilio de la Fuensanta, en Córdoba. Su esposa, Agustina, llamó a urgencias y cuando llegaron los sanitarios estaba en parada cardiorespiratoria. Lograron reanimarlo y lo trasladaron al hospital Reina Sofía, donde le practicaron un cateterismo con éxito. En la tarde del sábado estuvo sedado.

La familia de Julio Anguita ha pedido que se transmita «su agradecimiento, de corazón, a todo el mundo por el interés y el cariño mostrado». Sus miembros solicitan «comprensión y ruegan evitar especulaciones». Piden que solo se haga caso a la información que ofrece a diario el Hospital Reina Sofía de Córdoba, según un mensaje difundido en la web del Colectivo Prometeo.

Anguita sufrió su primer infarto en la campaña electoral de 1993. Ha sido intervenido del corazón en dos ocasiones, en 1998 y en 2009. Suele caminar por la ciudad en la que fue alcalde con frecuencia y se encontraba en buena forma para su edad, 78 años.

Después de retirarse de la primera fila de la política, ejerció como profesor de Historia en el instituto Blas Infante. Está jubilado pero sigue muy comprometido como ciudadano. Es integrante del Colectivo Prometeo, y como tal ha grabado recientemente un video en el que apela a la reflexión y la calma en un momento crítico como el que vivimos ahora.

«Las personas que formamos el Colectivo Prometeo de Córdoba y quienes comparten nuestra preocupación hemos hecho un llamamiento a toda la ciudadanía y a las fuerzas políticas, sindicales, de la política, de la sociedad, de la cultura, para que debatan, difundan o critiquen el manifiesto. En estos momentos de crispación hace falta serenidad, reflexión y sopesar razones… De cómo salgamos del hoy estará el mañana.. Y en el mañana están las generaciones de nuestros hijos, de nuestros nietos», dice Anguita en el video, difundido el 4 de mayo.

El ingreso de Anguita ya ha generado reacciones de apoyo en las redes sociales. «La semana pasada hablaba contigo de la necesidad de enfrentar a la extrema derecha y de activar a las militancias de Unidas Podemos y de la sociedad civil. Te necesitamos con tu lucidez de siempre, con tu compromiso, con tu valor… Y con tu corazón camarada», ha escrito en Twitter el líder de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Numerosos políticos de la izquierda han enviado mensajes de ánimo a Julio Anguita. Así lo han hecho la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el coordinador general de Izquierda Unida Andalucía, Toni Valero; la diputada de Adelante Andalucía Teresa Rodríguez; o históricos de Izquierda Unida como Felipe Alcaraz, y el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, con quien publicó unas Conversaciones. A la izquierda de lo posible.

Los mensajes de ánimo al referente de la izquierda española con el hashtag #FuerzaJulio se han convertido en trending topic en las redes este sábado.

Julio Anguita sufrió una grave pérdida personal el 7 de abril de 2003, cuando su primogénito, el periodista Julio Anguita Parrado, perdió la vida en las inmediaciones de Bagdad, donde estaba informando para el periódico El Mundo, empotrado con las tropas estadounidenses.

Dijo entonces: «Malditas sean las guerras y los canallas que las hacen». Todo un lema contra el intervencionismo auspiciado por Estados Unidos y sus aliados, entre ellos el gobierno español, en la guerra de Irak.