Cientos de personas se concentraron esta semana en Pamplona para mostrar apoyo a Francisco Ruiz, alis Patxi, condenado a 30 años de cárcel por al asesinato a tiros del concejal de UPN Tomás Caballero en 1998. Ruiz, que forma parte de la línea dura de los presos de la banda terrorista ETA, y que fue expulsado tras tachar a la dirección de «liquidacionista», ha iniciado esta semana una huelga de hambre y sed en la cárcel de Murcia II.

El numeroso grupo de simpatizantes del preso se concentró en una plaza del barrio de Chantrea, en Pamplona, donde profirieron cánticos a favor de la «amnistía» y describieron al condenado por asesinato como un «preso político». Los manifestantes portaban pancartas, banderas, y no siempre respetaban las medidas de distanciamiento. Otras manifestaciones en apoyo al condenado por asesinato se han convocado este viernes y sábado en Legutio, Vitoria, Portugalete, Ibarra, Bilbao, San Sebastián e Irún.

«Hoy en Pamplona cientos de radicales han puesto en riesgo la salud de los navarros para pedir la amnistía de terroristas y apoyar a Patxi Ruiz, asesino de Tomás Caballero. Exigimos que la delegación del Gobierno dé explicaciones urgentes al respecto. Qué barbaridad», ha denunciado la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán.

Las protestas por el caso de Patxi Ruiz están detrás también de los recientes ataques a sedes del PNV, como el sufrido esta mañana en Igorre, y que la formación jeltzale achaca a una «inaceptable campaña de acoso y coacción».

En este sabotaje, que se suma a los perpetrados en Algorta, Getxo Zaharra y Berango, desconocidos han arrojado pintura roja en la entrada y la fachada del establecimiento y han realizado pintadas en las que llama al PNV ‘hiltzaileak’ (asesinos) y se recuerda la huelga de ‘sed y hambre’ en que se encuentra el preso de ETA Patxi Ruiz. También ha habido esta semana ataques similares a sedes socialistas y la quema de un cajero en EA (Bizkaia).

«Como si el PNV tuviera algo que ver con esta situación», ha denunciado en una nota la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, en la que también se afirma que «estas acciones mafiosas están fuera de tiempo, de lugar y de entendimiento, con el agravante de que se han cometido con un claro incumplimiento de las medidas de confinamiento».

Según informa este viernes El País, Ruiz lideró el sábado una concentración en la cárcel para pedir el excarcelamiento de los presos mayores de 65 años bajo el pretexto de la crisis del coronavirus.