Política

Euskadi autoriza entregar el voto al cartero a la recepción en casa de la documentación

Una urna junto a papeletas en una jornada de elecciones.

Una urna junto a papeletas en una jornada de elecciones. EFE

Serán una pieza clave en las próximas elecciones en Euskadi. Los carteros se convertirán en una suerte de ‘urna’ móvil inesperados al haber permitido la Junta Electoral Central y el Gobierno que quienes soliciten el voto por correo puedan entregarles directamente su papeleta de votación. La medida excepcional acordada para adaptar el proceso electoral del 12-J a las actuales circunstancias a las que obliga el Covid-19 establece que en el momento en el que los trabajadores de Correos acudan a un domicilio a entregar la documentación solicitada para formalizar el voto por correo también se autorizará que se les entregue la papeleta seleccionada por el ciudadano. De este modo, se evitará el traslado a la oficina de correos para entregar la papeleta, tal y como se venía haciendo hasta ahora.

Desde el pasado 19 de mayo y hasta ahora, se ha detectado un incremento muy notable de las peticiones de voto por correo. Según ha revelado hoy la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, por cada solicitud que en las elecciones anteriores se formalizó en los primeros días del proceso electoral ahora se han recibido ocho. Ha recordado que la solicitud del sufragio se puede hacer de forma telemática, si bien la entrega de la documentación se continuará haciendo de manera física en el domicilio del solicitante. La novedad radica en que quien lo desee podrá aprovechar esa entrega para hacer entrega al funcionario de Correos de su papeleta. El plazo para la solicitud del voto por correo concluye el próximo 2 de julio.

Los cambio previstos para la jornada del 12 de julio han sido dados a conocer hoy por Beltrán de Heredia, en un día en el que por primera vez el País Vasco no se registra ni un sólo contagiado ni fallecido por coronavirus. La consejera ha señalado que los cambios se han adoptado de acuerdo con el presidente de la Junta Electoral, Juan Luis Ibarra, y tras mantener converesaciones con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Más puntos de voto

Precisamente hoy Ibarra ha alertado del riesgo de mayor dificultad que se puede producir en esta elecciones con el voto de residentes en el extranjero. Las dificultades de comunicación y los retrasos de los servicios de correos en muchos países podría suponer una complicación significativa, según el también presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, para el normal desarrollo de este voto.

Además de las necesarias medidas de higiene, distancia física y de limitación de aglomeraciones, el plan electoral prevé un incremento de los puntos de votación. Así, en los próximos comicios autonómicos vascos habrá 761 puntos de votación, 41 más que hasta ahora. El propósito es dispersar y ampliar la distribución para reducir el riesgo de concentraciones. En total, se instalarán 2.678 mesas electorales en toda Euskadi.

Junto al aumento de puntos de votación, se han reforzado las medidas de seguridad para desinfectar las mesas de votación y los espacios electorales. Así, el presupuesto se ha elevado hasta los 6 millones de euros para costear el proceso para elegir al futuro Parlamento Vasco.

Comentar ()