El consejero de Políticas Sociales, Igualdad, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha valorado hoy como «buena noticia y muy positiva» la puesta en marcha por parte del Ministerio de Derechos Sociales de un grupo de trabajo que estudie el nuevo modelo de residencias y cómo pueden haber frente a posibles rebrotes de coronavirus que pueda llegar en el otoño.

Así lo ha indicado Reyero, en declaraciones a Europa Press, tras participar en el Consejo Interterritorial celebrado este martes entre el vicepresidente Pablo Iglesias y los consejeros del ramo. La Comunidad ha propuesto al respecto que en este grupo de trabajo no solo se incorporen personas de servicios sociales, sino también de Sanidad. «Creo que al final el trabajo conjunto de las dos consejerías y los dos ministerios va a ser muy positivo», ha dicho el consejero.

En la reunión también ha insistido en la «extrañeza» que le produce que las comunidades lleven más de dos meses enviando datos de los fallecidos en residencias al Gobierno central y éste no haya ofrecido una información agregada con todos los datos en España. «Aunque es competencia de Sanidad, le he pedido que lo transmitiera porque esa información es útil para todos», ha añadido Reyero.

En el Consejo Interterritorial también han aprobado las cantidades que reciben las comunidades del Estado sobre infancia o colectivo gitano. Sin embargo, el titular madrileño de Asuntos Sociales se ha abstenido en el punto sobre la distribución del IRPF porque entiende que es desfavorable y perjudica a Madrid.

Asimismo, el consejero apoyó la propuesta de una elaboración marco de una Ley de Servicios Sociales, «una buena muy noticia» que espera que llegue a buen término. No obstante, ha adelantado que dicha ley tendrá resistencia de los partidos nacionalistas porque así lo han hecho patente en sus intervenciones los consejeros de las autonomías gobernadas por nacionalistas.