El arrepentido del caso Púnica, David Marjaliza, ha relatado al juez cómo empezó a hacer negocios con el exconsejero madrileño Francisco Granados cuando éste llegó a la alcaldía de Valdemoro y cómo pagaban mordidas para obtener determinadas adjudicaciones en municipios madrileños.

En Valdemoro «pasamos de cosechar patatas a cosechar ladrillos». Cuando Granados se hizo alcalde dijimos: «yo te recalifico y yo construyo», ha dicho Marjaliza este martes en su declaración ante el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, según han informado a Efe fuentes jurídicas presentes en la comparecencia.

El juez, que ya le ha tomado declaración en numerosas ocasiones, le volvió a citar tras haber éste aportado recientemente documentación contable que demostraría el pago de comisiones a políticos del PP, PSOE o IU a cambio de adjudicaciones en municipios madrileños.

A este respecto ha explicado en qué consistía cada operación, y cómo la repartían por cada ayuntamiento, donde Granados y él tenían un contacto.

En Valdemoro, el contacto era él; en Alcalá de Henares y Parla tenían a José Antonio Alonso Conesa, y en Getafe a José Luis Capita, y a través de ellos se repartían las comisiones a cambio de adjudicaciones.

Los últimos datos que ha puesto a disposición del juez hacen referencia a pagos en negro a diferentes formaciones políticas: 970.290 euros para el PSOE; 105.489 euros para el PP y 15.025 euros para IU.

Sobre la cantidad exacta pagada al PSOE se ha producido confusión en la declaración porque ha indicado que se refería a un pago por un centenar de viviendas a mil cada una, lo que sumaría 100.000 euros.

Al ser preguntado por esa diferencia, Marjaliza ha insistido en que la cantidad era casi un millón y que además de eso se habían pagado otras cosas, según han aclarado las fuentes consultadas.

«¿Todo eso lo pagaba la madre de Granados?»

También ha protagonizado un incidente con el abogado de Granados, al que ha acabado preguntando por la construcción con piscina, picadero y pabellón de caza que hizo en la finca de la madre del exconsejero madrileño del PP.

«¿Todo eso lo paga la madre de Granados?» ha preguntado de forma retórica a la vez que invitaba a las fiscales, al juez a que visitaran la finca y comprobaran lo que decía.

Tras mostrar su arrepentimiento por sus negocios con Francisco Granados meses después de ser detenido en 2014, Marjaliza ha declarado ya varias veces y aportado diversa documentación para tratar de acreditar sus acusaciones.

Al término de la declaración de hoy el juez le ha preguntado por qué motivo colaboraba con la Justicia, y ha explicado que lo decidió tras hablarlo con su familia para conseguir reducir su condena.

Tras el testimonio de Marjaliza el juez escuchará el próximo jueves a acusados de la trama Gürtel: la exadministradora de empresas de Francisco Correa Isabel Jordán, y los exalcaldes de Majadahonda Guillermo Ortega, que, al igual que Jordán, cumple condena por Gürtel Época I, y el de Boadilla Arturo Rodríguez Panero, pendiente de ser juzgado por favorecer a la trama de Correa en ese municipio madrileño.

El juez de Púnica ha puesto en marcha esta ronda de interrogatorios de cara al cierre de la instrucción de esta causa, cuyo plazo vence el próximo 27 de agosto tras su apertura en octubre de 2014.