La expresa de ETA Miren Itxaso Zaldua ha sido detenida este mediodía en la localidad guipuzcoana de Hernani por orden del juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, como presunta integrante del comando de ETA que asesinó al presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, el 6 de mayo de 2006. Tras su traslado a Madrid, el magistrado le tomará declaración y decidirá si decreta su ingreso en prisión o la puesta en libertad con o sin medidas cuatelares.

La policía nacional ha procedido al arresto de esta ex presa de la banda, que se encontraba ahora en libertad, por considerar el juez instructor que existen indicios suficientes para imputar a Zaldua la participación en este asesinato. En la causa, cuya investigación lleva a cabo el Juzgado Central de Instrucción número 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, también está procesado Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias ‘Ata’.

Zaldua fue condenada a 18 años de cárcel en Francia tras ser condenada como responsable de la logística militar de ETA. Tras cumplir 12 años llevaba ya tres en libertad.

El crimen por el que ahora se le investiga se produjo en Zaragoza el 6 de mayo de 2001, cuando el entonces presidente del PP de Aragón se dirigía, acompañado de su hijo, menor de edad, a un partido de fútbol en el Estadio de La Romareda. En el auto judicial se detalla cómo los terroristas abordaron al político del PP por la espalda y «sin mediar palabra» un hombre efectuó tres disparos sobre su cabeza que le provocaron la muerte en le acto.

«Vaciar las cárceles»

En el auto se imputa la autoría de los disparos, y por los que ha sido procesado, a Carrera Sarobe, ‘Ata’. Este miembro de ETA cumple dos cadenas perpetuas en Francia por los asesinatos del gendarme Jean Serge Nerin y los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero.

En una nota emitida por la Fiscalía de la AN se señala que esta actuación evidencia que sus jueces y fiscales «cobtinúan trabajando para llevar ante la Justicia todos aquellos crímenes que a día de hoy permanencen sin resolver»: «Es un paso más en la muestra del compromiso que la Fiscalía de la AN tiene con las víctimas y con la Justicia».

Desde la izquierda abertzale se ha reaccionado en contra de la detención de la expresa de ETA, que ya cumplió 12 años de prisión tras ser condenada en Francia, después de que fuera detenida en 2005. Zaldua salió en libertad en 2015 y ahora, una causa de hace casi dos décadas, le ha vuelto a imputar en un crimen cuya resolución quedaba pendiente.

La izquierda abertzale ha criticado la detención que ha situado fuera del actual contexto de la sociedad vasca. La plataforma de apoyo a los presos de ETA, SARE, ha convocado movilizaciones a las ocho de esta tarde en señal de protesta bajo el lema «Konponbide garaia da» (Es tiempo de soluciones). Desde la coalición EH Bildu también se ha criticado la detención en un tiempo en el que se deben «vaciar las cárceles» en lugar de llenarlas, «detenciones como las de hoy no tienen cabida en Euskal Herria».