Varios «Länder» alemanes dejaron de someter a cuarentena a los viajeros de la Unión Europea (UE) y asociados del espacio Schengen, mientras el gobierno federal busca un consenso entre socios europeos para levantar las restricciones impuestas por la pandemia.

Renania del Norte-Westfalia, el estado federado más poblado de Alemania y fronterizo con Holanda y Bélgica, eliminó ya este viernes los 14 días de aislamiento para quienes ingresen en el país a través de su territorio. La medida afecta a los ciudadanos de la UE y Reino Unido, así como a Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza.

Otros dos «Länder» del oeste del país, Renania Palatinado y el Sarre, fronterizos Luxemburgo y Francia, adoptaron medidas parecidas, aunque persisten las restricciones para los británicos.

En lo que respecta a terceros países, hay acuerdo entre todos los 16 «Länder» del país en que se atenderá a los consejos respecto a las zonas de riesgo que dé el Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en Alemania.

La implementación de la mayoría de las medidas adoptadas frente a la pandemia corresponde a cada «Land». Los líderes regionales y la canciller Angela Merkel acordaron el levantamiento de la cuarentena en su última reunión, a principio de semana, recordó hoy un portavoz de Interior. Su aplicación, con variantes, depende de los «Länder».

Consensos europeos

En paralelo al proceder a escala regional, desde el gobierno federal se buscan consensos europeos que permitan una normalización gradual de la situación generada por la pandemia. El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, ha convocado un «diálogo» entre varios países de la UE, entre ellos España e Italia, para un levantamiento de las restricciones a los viajeros.

La cita será en formato virtual, el próximo lunes, y en ella están invitados a participar, además de los países mencionados, los titulares de Croacia, Malta, Grecia y Austria. Se trata de destinos turísticos europeos preferenciales para el ciudadano alemán, que sigue sin poder concretar sus planes vacacionales.

El Gobierno alemán anunció ya el miércoles una progresiva reducción de los controles fronterizos con Suiza, Luxemburgo, Dinamarca, Francia y Austria, en una primera fase, para seguir luego con el levantamiento de la restricciones a los viajeros procedentes, vía aérea, de Italia y España.

Sigue vigente la recomendación del Ministerio de Exteriores de no viajar a ningún país del mundo, sino es por motivos imprescindibles o inaplazables, emitida en marzo y vigente, en principio, hasta el 14 de junio.

Normalización del espacio Schengen

El objetivo de la canciller Angela Merkel es que, si la evolución de la pandemia lo permite, se logre su desaparición total en el espacio Schengen a partir el 15 de junio. Así lo expresó la propia líder, en una intervención ante el Parlamento federal (Bundestag) el pasado miércoles, donde aludió a los logros conseguidos en la lucha contra la pandemia, pero también a los riesgos de una recaída, si se baja la guardia y se deja de atender a la evolución de los contagios.

Alemania ha estabilizado su nivel de contagios, con un índice de reproducción del coronavirus sobre el 0,7.

El RKI ha verificado hasta ahora 173.152 casos, con 151.700 pacientes recuperados, mientras que la cifra de fallecidos es de 7.824.

Con ello Alemania se sitúa ahora en octava posición a escala mundial en cuanto a contagios, tras EE. UU., Rusia, Reino Unido, España, Italia, Brasil y Francia.