Me siento a charlar con Carles Grau, no como quien afronta una de mis entrevistas de liderazgo más, dentro de las que acostumbro a ofrecer a los lectores de El Independiente, sino con la sensación de quien charla con un viejo amigo. Un viejo amigo, de aquellos que uno no puede por menos que admirar profundamente.

Y es que, el currículum de Carles Grau es, sencillamente, alucinante. Todo un líder como he conocido pocos. Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña y Programa de Desarrollo Directivo por el IESE, cuenta con una larga trayectoria vital ligada al campo de las tecnologías de la comunicación, de la información y del emprendimiento.

Grau es, desde noviembre de 2017, nuevo director General de la Fundación Mobile World Capital Barcelona MWCapital- pero antes de acceder a este puesto, ha liderado proyectos, nada menos que en Hewlett Packard, Accenture, Telefónica o Microsoft. Pocos directivos pueden igualar semejante palmarés.

Ha liderado proyectos en el campo de la innovación, como Biid startupp o Step One Ventures… un fondo de capital riesgo que invierte en compañías tecnológicas con un alto potencial. Pero su perfil, contrariamente a lo que pueda parecer, no es exclusivamente técnico. Desde mi experiencia de más de veinticinco años formando líderes, si tuviera que definirle, necesitaría varios adjetivos como los de pragmático, sereno, duro, ambicioso… cualidades muy necesarias, como es fácil de intuir, no solo para un emprendedor o directivo, sino para un político. Y es que a Grau le ha tocado lidiar con la que sin duda ha sido la edición más difícil del Mobile… pero que, al final, ha resultado la más exitosa.

La crisis soberanista y la inestabilidad política que se vive en Cataluña, acentuada desde el pasado mes de septiembre, no se lo han puesto nada fácil. Dejemos que sea él, en primera persona, quien nos cuente cómo lo ha conseguido:

Pregunta.- Señor Grau; antes de dirigir el Mobile World Capital Barcelona, ha trabajado en algunas de las empresas tecnológicas más importantes al mundo como Hewlett Packard, Microsoft, Sun Microsystem, además de Accenture. ¿Qué reto representa para usted estar al frente de uno de los eventos dedicados a la tecnología más importantes al mundo?

Respuesta.- La Fundación Mobile World Capital Barcelona que dirijo desde el pasado mes de noviembre tiene como objetivo dejar un legado fruto de la capitalidad mundial del móvil. Se trata de un proyecto apasionante y una gran oportunidad para nuestro país tanto en generación de puestos de trabajo y actividad económica como en mejora de la calidad de vida de las personas.

El ‘Mobile World Congress’ ha generado 471 millones de euros y 13.000 puestos de trabajo temporales

P.- ¿Qué balance, con la perspectiva ya de algunas semanas, puede hacerse de este último Mobile World Congress de 2018? He leído numerosos reportajes en distintos medios que hablan, sin lugar a la duda, de la mejor edición de la historia…

R.- Así es. En esta edición hemos contado con 107.000 congresistas, de los cuales 7.700 han sido consejeros delegados y presidentes, un 25% más de altos cargos que el año pasado. El congreso ha generado una actividad económica de 471 millones de euros y 13.000 puestos de trabajo temporales.

P.- Y ello a pesar de que, políticamente, la situación parecía complicada… dicho en otras palabras, señor Grau. Al Mobile… ¿le ha afectado la inestabilidad política o no?

R.- El congreso y la capitalidad del móvil son una oportunidad excepcional para mostrar nuestro potencial innovador al mundo. Por este motivo, un año más, hemos tenido un congreso excepcional y hemos generado actividades de impacto en Barcelona que hacen llegar la capitalidad a ciudadanos y empresas. Por este motivo, las tres administraciones, Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat de Cataluña y la Administración General del Estado,
trabajan conjuntamente y actúan con gran complicidad en el patronato de nuestra Fundación.

El crecimiento del congreso y su éxito está muy ligado al excelente posicionamiento internacional de Barcelona

P.- ¿Cómo se ha vivido la incertidumbre ligada al independentismo y a la amenaza constante de abandonar por parte de los organizadores Barcelona como sede mundial?

R.- El crecimiento del congreso y su éxito en los últimos años está muy ligado al excelente posicionamiento internacional de la ciudad, cosa que refuerza más si cabe el compromiso de GSMA de mantener la capitalidad y el congreso la ciudad hasta 2023.

P.- Uno de los grandes retos que ha tenido en esta etapa ha sido el de trabajar con un patronato compuesto por nueve socios, de diferentes características y con intereses diferentes. ¿Cómo ha sido la experiencia y el reto?

R.- Está siendo muy enriquecedor. Como decía anteriormente, las tres administraciones me han demostrado una gran complicidad, y lo mismo estoy viendo por parte de los tres operadores (Telefónica, Vodafone y Orange) que, al igual que GSMA, están apostando fuertemente por iniciativas de la Fundación en el entorno de la próxima generación de servicios móviles, el 5G. Asimismo, cabe destacar la complicidad de DAMM y la estrecha implicación de Fira de Barcelona en todos los programas que impulsamos.

El evento favorece que se establezcan en nuestro país muchos proyectos de grandes corporaciones

P.- Hablemos de Marca España. ¿Cuánto vale este evento para España y su reconocimiento en el mundo?

R.- El GSMA Mobile World Congress se ha posicionado como el mayor evento tecnológico del sector y ha favorecido que se establezcan en nuestro país muchos proyectos e iniciativas de grandes corporaciones internacionales, ayudando a posicionar nuestros hubs digitales (Barcelona y Madrid) entre los 10 más relevantes en Europa, siendo nuestro país el único con dos ciudades entre las top 10, en número y tamaño de startups.

P.- Parece que estamos ante un momento transcendental en esta industria. ¿Qué va a conllevar el paso al 5-G?

R.- 5G supone una disrupción en la industria puesto que conlleva un ancho de banda entre 100 y 1.000 veces superior al actual, permitiendo experiencias de ultra alta definición, además de un tiempo de respuesta muy rápido, inferior a un milisegundo, frente a los 20 o 30 milisegundos que tenemos actualmente. 5G permite además un menor consumo energético favoreciendo un mayor despliegue de sensores. Todo ello posibilitará nuevas experiencias con vehículos conectados, servicios en ciudades más inteligentes, un amplio despliegue de realidad aumentada y realidad virtual, y nuevas experiencias de entretenimiento.

La Unión Europea estima que la industria alrededor del 5G generará 2,3 millones de puestos de trabajo hasta 2025

P.- He llegado a leer que podría suponer la creación de más de dos millones de puestos de trabajo. ¿Qué papel puede jugar España en este nuevo y apasionante reto? ¿Cómo puede aprovecharlo nuestro país?

R.- La Unión Europea estima que la industria alrededor del 5G generará de aquí a 2025 en torno a 2,3 millones de nuevos puestos de trabajo y una actividad económica de más de 113.000 millones de euros adicionales. Podemos atraer a España entre un 10% y un 15% de estos recursos, lo cual supone una enorme oportunidad.

P.- Volvamos un instante, a la cuestión de la sede, a la ciudad de Barcelona. El GSMA tiene un compromiso con la Ciudad Condal hasta 2023. Esto es firme e inamovible, supongo…

R.- Tenemos el firme compromiso de GSMA hasta el 2023 y esperamos poder renovar el acuerdo por mucho tiempo más cuando corresponda.

P.- ¿Cómo ha cambiado el GSMA? ¿Cómo ha evolucionado en las tres o cuatro últimas décadas?

R.- El congreso se ha convertido en un encuentro tecnológico de enorme relevancia en el que los dispositivos móviles y las aplicaciones conviven con vehículos conectados, drones, robots y otros muchos dispositivos de la Internet de la Cosas.

Tenemos el compromiso de celebrar el congreso en Barcelona hasta el 2023 y esperamos renovar el acuerdo

P.- ¿Puede decirse que el GSMA es el único encuentro de entre los que hay en el mundo, de verdad, global?

R.- Así es. Tanto a nivel de negocio, como de asistentes y expositores. Hay un elevado porcentaje de asistentes asiáticos y americanos que hacen del encuentro un congreso realmente global.

P.- Me gustaría hablar un poco de usted. Como directivo y como líder. Lleva en su actual cargo muy pocos meses, desde noviembre del pasado año. ¿Es ésta, por el momento, su experiencia vital más estimulante? ¿Su mayor
reto?

P.- Está siendo una experiencia apasionante y muy enriquecedora. En pocos meses hemos conseguido consolidar en la Fundación varios programas e iniciativas de gran impacto, como el Observatorio Nacional 5G.

P.- ¿Cuáles son las metas para el año que viene?

P.- Tenemos varios retos en curso. El primero es contribuir a consolidar 5G Barcelona como un laboratorio activo y neutral de pilotos y proyectos avanzados 5G, observando y midiendo desde el Observatorio Nacional 5G el impacto de casos de uso en diferentes industrias (automoción, infraestructuras, salud, deporte, ciudades inteligentes).

El segundo es el despliegue del programa de transferencia tecnológica a la industria, The Collider, aumentando el número de equipos de científicos y emprendedores con los que contribuimos a impulsar nuevas empresas de base tecnológica.

El tercero es impulsar en nuestro país un encuentro de relevancia internacional para debatir, analizar e impulsar buenas prácticas en relación al impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad. El cuarto y último es posicionarnos como hub atractivo para el desarrollo, tanto de talento digital, como la atracción de talento digital internacional.

P.- ¿Cuáles son las cualidades de liderazgo más relevantes que te han guiado al éxito en tu carrera profesional?

R.- La capacidad de comunicación y la transparencia han sido dos de los pilares que me han ayudado en mis diferentes etapas profesionales a alcanzar grandes logros empoderando a los equipos y liderando con el ejemplo. Como decía uno de mis queridos jefes en HP ser un buen directivo es sencillo si sabes diseñar y comunicar una buena estrategia, rodearte de los mejores y mantenerlos motivados. Hacer fácil lo que es difícil, creo que es una de las claves del éxito.

P.- Volvamos a la compleja situación política, señor Grau. ¿Cómo se ha llegado en Cataluña al estadio actual? ¿Qué cualidades cree usted que han faltado en la clase política para habernos evitado esta crisis?

R.- Permítame que, al margen de mi opinión personal, le destaque que los representantes de las tres administraciones presentes en el Patronato de la Fundación trabajan con total normalidad y con el objetivo común de maximizar el impacto de la capitalidad mundial del móvil, en Barcelona, pero también en Cataluña y en el resto de España.

Hablar de igualdad de género implica un cambio real a nivel social y empresarial

P.- ¿Considera usted que hay luz al final del túnel? ¿Cómo obraría en el hipotético caso de que le llamaran para mediar en esta crisis?

R.- No soy mediador, por lo que no sería la persona, pero como siempre, si está en mis manos, haré todo lo posible por mis conciudadanos, puesto que nuestro ámbito de actividad trasciende Barcelona y tiene impacto en toda España y también a nivel global.

P.- ¿Cómo ha vivido la huelga feminista del 8 de marzo?

R.- Tenemos mucho camino todavía por recorrer, si bien es cierto que en organizaciones como la que dirijo, la paridad es una realidad. En el sector tecnológico, en concreto, estamos viendo como en los últimos años aumenta la presencia de mujeres en la empresa o en eventos sectoriales, como en el caso del Mobile World Congress con toda la programación de Women4Tech.

P.- ¿Algún consejo que nos sirva para que podamos conseguir antes de lo previsto la igualdad?

R.-Hablar de igualdad implica un cambio real a nivel social y empresarial, que empieza desde las escuelas y pasa por capacitar profesionales con independencia de sexo, procedencia o capacidad económica.