“Normalmente las madres llevarían a sus hijos al parque, pero yo llevaba a Tiger al campo de golf”, enunciaba Kultida Woods. Empezó a ensayar su drive con tres meses y a los dos años firmó sus primeras apariciones televisivas que evidenciarían cómo el golf terminaría por narrar toda su vida. Cada aparición de Tiger Woods dentro y fuera del circuito denotaba la grandeza que el deportista terminaría aunando con sus logros. En 2001 se convirtió en el único jugador de golf en la historia en haber ganado los cuatro grandes títulos de Grand Slam, y ocho años más tarde su carrera sufrió un golpe del que nunca se recuperó: una infidelidad que rodeó de fantasmas su trayectoria dentro y fuera de los circuitos.

Aunque sus logros deportivos no necesitan desempolvarse, HBO continúa apostando por los documentales deportivos para relatar la cara más desconocida del que fue considerado como el mejor deportista americano. Separado en dos partes, TIGER retrata, de forma amplia y detallada, el ascenso, caída y el épico regreso del que un día fuera un icono mundial, Tiger Woods. El primer episodio llega a la plataforma española este mismo lunes 11, y el segundo, el día 18.

La magia del documental que el cineasta Matthew Heineman -nominado al Oscar y ganador de un Emmy-, y Matthew Hamachek -nominado al Emmy- han codirigido reside en la plenitud de voces íntimas y privadas que han atravesado la vida del jugador de golf. Fuera de sus logros deportivos, poco se conoce acerca de la vida del Woods más íntimo y familiar.

Entre relatos de amigos, de conocidos y de figuras trascendentales en su vida, Heineman y Hamacheck consiguen un relato de luces y sombras que llega a su clímax con la aparición de Rachel Uchitel, la mujer que en 2009 destapó el escándalo sexual que alteró la carrera de Woods, y que habla por primera vez del affair en exclusiva para las cámaras de HBO.

Uchitel no es la única: TIGER cuenta con numerosas entrevistas que entrelazan una compleja y verídica red que conforma la trayectoria personal y profesional de Woods. Desde su antiguo caddie y amigo íntimo, Steve Williams, pasando por la leyenda del golf y seis veces campeón de Major, Sir Nick Faldo, Pete McDaniel, amigo y biógrafo de su progenitor Earl Woods y su primer amor de la secundaria, Dina Parr.

Dina Parr y Tiger Woods en 1994.

Considerado como «el Michael Jordan del golf», el documental producido por el ganador del Oscar, Alex Gibney, muestra la ambición y el plan que hubo desde los primeros compases de vida de Tiger Woods para convertirle en el mayor deportista de la historia. Los límites de la grandeza para Earl Woods, el patriarca, no conocían barreras: en 1996, en el debut deportivo de su hijo pródigo, enunció que su figura «ayudará a mucha gente, trascenderá este juego y traerá al mundo un humanitarismo nunca antes conocido. El mundo será un lugar mejor con su existencia. Este es mi tesoro, por favor acéptenlo y úsenlo con cabeza».

Dos vidas opuestas

«El mundo está preparado para un jugador exitoso y no-blanco en el golf». Tiger Woods se hizo un hueco en un deporte en el que el hombre caucásico solía dominar los circuitos, masters y golpes de putt. Su éxito dinamitó, no solo por convertirse en una revelación, primero amateur y luego profesional, sino por llamar la atención de Nike, con quien elaboró el primer anuncio que denunciaba el racismo dentro y fuera de las esferas deportivas.

Tiger Woods.

El aprendizaje, la explosión y el auge de su talento se convierte en el relato predominante del primer episodio de TIGER, en el que las exigencias parentales se evidencian como nunca antes. Dina Parr, su primera novia, muestra por medio de un estremecedor relato la parte más dulce del joven Tiger Woods.

Título tras título, sorpresa tras sorpresa, el primer episodio construye el mito de Tiger Woods, sus rencillas familiares, la presión que soportaba desde sus primeros compases de vida, lo que el golf significa para él y la falta de soltura fuera de dicho deporte.

La segunda comienza con el plato fuerte que Heineman y Hamacheck han llevado la pequeña pantalla: la aparición estelar de Rachel Uchitel, la mujer que destapó con su affair las numerosas infidelidades que Woods habría cometido mientras estaba casado con su mujer, Elin Nordegren.

Tiger Woods y su padre, Earl Woods.

Uchitel cuenta, en exclusiva, que Woods se sentía «recargado» cuando estaban juntos porque podía hablar de sus problemas con ella, a diferencia de lo que ocurría con su mujer. Asimismo, fue la primera de más de una docena de mujeres identificadas como sus amantes en 2009, una situación que asestó el golpe definitivo a su carrera de golf. Rachel cuenta, además, que Tiger Woods le envió un mensaje de texto en el que escribió: «Eres la única persona que he amado».

De mediático, a investigado por la lupa social. De los masters de Augusta a las portadas de los periódicos nacionales. De copar titulares deportivos, a hacer lo propio en los de la prensa rosa. TIGER triunfa, no solo al abordar la caída de Woods e incorporar la voz de Uchitel, sino al conformar un fresco de voces y declaraciones que regalan al espectador una historia, en minutos desconocida, acerca del hombre que dominó el mundo con sus palos de golf a la espalda.