El actor José Sacristán, de 83 años, acudió anoche a El Hormiguero para presentar el reestreno de su obra de teatro Señora de rojo sobre fondo gris. Recién vacunado de la segunda dosis del Covid-19, Sacristán tiró una lanza a favor de la efectividad de las vacunas para concienciar a la población acerca de sus beneficios: «Hay que vacunarse, no hacer caso de tanto necio negacionista porque la necedad es homicida. Efectivamente, los tontos matan. Y el tonto negacionista mata, no quepa ninguna duda», alegó.

«Esto es una realidad terrible», hizo así referencia a la pandemia, pero admitió que la solución era enfrentarla «desde la razón y el sentido común. Hay que vacunarse, protegerse, y en la medida de lo posible observar todas y cada una de las medidas que nos indican los responsables de sanidad», añadía.

Se enfangó en política y pidió movilización a la izquierda

Además de hablar del coronavirus y las vacunas, Sacristán pidió movilización de cara a las próximas elecciones del 4-M en la Comunidad de Madrid.

Al hablar de la clase política que nos gobierna, opinó que «no somos mucho mejores que nuestros representantes, puesto que somos los que les aplaudimos, están ahí por consecuencia de nuestras voluntades». Y subrayó: «Soy un hombre de izquierdas. Que la gente se vacune y que la izquierda se movilice». 

Que la gente se vacune y que la izquierda se movilice»

JOSÉ SACRISTÁN EN ‘EL HORMIGUERO’

Tras pedir a los votantes de izquierdas que se movilizaran en las urnas, el actor alegó que prefería «no hablar de la derecha, porque, entre otras cosas, así como digo que se movilice la izquierda la derecha sabe que no tiene votantes, tiene feligreses. Hay una cierta seguridad en los votos de la derecha que ya me gustaría que se diese dentro de los votos de la izquierda», decía.