‘Reyes de la noche’, la nueva serie de Movistar+ sobre el periodismo deportivo.

Javier Gutiérrez en ‘Reyes de la noche’. Movistar+

Series y Televisión ENTREVISTA

Café, puro y fútbol: cuando los 'Reyes de la noche' vivían en la radio

La nueva serie de Movistar+, protagonizada por Javier Gutiérrez, Miki Esparbé e Itsaso Arana, narra una de las pugnas radiofónicas más míticas de España

Nicotina desmenuzada en un cenicero, un dedo de whisky en una copa de Duralex y el transistor recitando la alineación del Real Madrid de Butragueño y el Barça de Zubizarreta. El fútbol sigue exprimiendo su capacidad neutralizadora de congregar a una mayoría bajo ondas sonoras, retransmisiones televisivas o gradas rodeadas de residuos de pipas y aluminio, pero el deporte de entonces dista en kilómetros del actual.

Prueba de ello es el viaje nostálgico al que invita Reyes de la noche, la nueva apuesta de Movistar+ que recorre la pugna más icónica del periodismo deportivo radiofónico: «Un retrato de una España que no volverá» y «una serie muy irreverente cargada de mala leche», como afirma el actor Javier Gutiérrez para El Independiente.

Tráiler de Reyes de la noche.

Marcada e inspirada en la guerra entre José María García y José Ramón de la Morena, dos figuras imprescindibles del gremio y con una historia personal y profesional llena de rencillas y sobresaltos, sus protagonistas insisten en que la batalla de egos periodísticos es un punto de partida para lidiar, en un total de seis capítulos, con diversas temáticas universales que recorren los rincones del ser humano: «La radio y el fútbol son excusas para contar otras cosas. Nuestra serie no la puede seguir solo un público futbolero», afirma Miki Esparbé a este medio.

«La radio consigue un grado de intimidad que se puede ir de las manos, y creo que este es el problema, que parecía como su propio feudo», afirma Itsaso Arana en referencia a la libertad total que ejercía la dupla que inspira esta nueva apuesta audiovisual. «En la serie está todo un poco radicalizado por la comedia», puntualiza.

Lucha de gigantes

Marga Laforet (Itsaso Arana) no quiere quedar relegada a su programa nocturno en el que escucha, con pelos y señales, a los oyentes que llaman a altas horas de la noche (un símil del consultorio al que Gemma Nierga dio vida en Parlar per parlar). Paco ‘El Cóndor’ (Gutiérrez) es un referente de la radio deportiva en España y Jota Montes (Esparbé), su aprendiz. En este cóctel de personajes, la ambición se convierte en el ingrediente principal que atraviesa la premisa de Reyes de la noche.

José María García era un periodista como a día de hoy no se conoce, cualquier noticia que daba iba a misa»

Javier Gutiérrez, ACTOR DE ‘REYES DE LA NOCHE’

«José María García era un periodista como a día de hoy no se conoce, ni para bien, ni para mal. Cualquier noticia que daba iba a misa», reitera Javier Gutiérrez. «Hemos tratado, no tanto de caricaturizar ni de imitar, sino de inspirarnos en ese personaje, al igual que Jota Montes tampoco es José Ramón de la Morena», explica el actor. «Esto no es un biopic, ni tratamos de retratar la vida de nadie». Eso sí, considera que sería «torpe» intentar “engañar» al espectador, pues la serie de Cristóbal Garrido y Adolfo Valor se nutre de pinceladas sobre el feudo entre ambos periodistas.

«Me leí Los silencios de El Larguero (1995) de José Ramón de la Morena y he escuchado cortes de radio concretos de La Ser, Cope, e incluso de Onda Cero», enumera Miki Esparbé, haciendo referencia al extenso trabajo de documentación para dar con los chascarrillos clave de su personaje. En cuanto a la jerga, «no tuvimos mucho problema en entrar en la forma de comunicarse burda, tosca y ruda», afirma el catalán entre risas.

Miki Esparbé y Javier Gutiérrez en Reyes de la noche.

¿Más libertad o menos descaro?

Censura, libre albedrío, libertad de expresión y una serie de términos que siguen encarando los principales debates en la coyuntura actual. Algunos afirman que antes se podía decir de todo, otros responden que una cosa es ser honesto y otra maleducado. Sea como fuere, quien no conociese o viviera el combate entre ambos periodistas en vivo y en directo, puede hacerlo ahora en diferido en Reyes de la noche. Eso sí, con una historia que vive entre la línea de la ficción y la exageración, pero donde perdura el espíritu salvaje que predominó en la realidad.

En rigurosa primicia informativa, o por activa y por pasiva, «Jose María García difícilmente sobreviviría (en la actualidad) porque han cambiado mucho las tornas, hoy no tendría cabida en el mundo de la radio, sería impensable decir lo que se decía en aquella época», indica Gutiérrez. «Vamos con un bozal puesto, hoy impera lo políticamente correcto, falta cierta soltura y cierta honestidad», precisa el actor que da vida a Paco ‘El Cóndor’.

«A veces se echa un poco de menos esa garra, ese nervio y esa falta de filtro, creo que nos ha tocado vivir en el momento de la censura y el miedo a la posible repercusión», explica Miki Esparbé en referencia al vocabulario y, en ocasiones, las chabacanas expresiones que se empleaban entre las ondas deportivas de la época. «En ese momento hay una forma de hacer periodismo que parece no tener límites con respecto al poder», explica Itsaso Arana, cuyo personaje se ve perjudicado por los estereotipos de género que impedían a una mujer alcanzar ciertos puestos de prestigio y valor, o a la que se juzgaba de manera negativa por presentar la misma ambición que sus compañeros masculinos.

Se echa de menos esa garra, nervio y falta de filtro, nos ha tocado vivir en la censura y el miedo a la posible repercusión»

Miki Esparbé, ACTOR DE ‘REYES DE LA NOCHE’

«A veces quisiera tomar el centro y no me atrevo. Son muchos años de condicionamiento, parece que una mujer ambiciosa no es tan atractiva o correcta», explica la actriz. «Espero que las siguientes generaciones crean que pueden ser astronautas, matemáticas, científicas, investigadoras o directoras de cine de una forma más natural».

Gol en el 90′

Recitar una alineación con Ronald Koeman en el césped en vez de en el banquillo ha sido uno de los placeres ocultos que tanto Javier Gutiérrez como Miki Esparbé han podido tachar de sus respectivas listas oníricas. «Estos personajes nos hacen fantasear con ser esos periodistas deportivos narrando alineaciones míticas del Barça y del Real Madrid en una final de la Copa del Rey», afirma Gutiérrez. «Soy una apasionado del fútbol, de la radio deportiva, de la de ahora y la de antes», indica.

Una imagen del actor Carlos Blanco Vila en Reyes de la noche.

«Yo ese periodo no lo viví, era muy chiquitín», admite Miki Esparbé, que se considera «futbolero de pacotilla», pues aunque afirma ser culé, no sigue mucho al equipo de Koeman: «de octavos de Champions hacia delante, la recta final de LaLiga y algún derbi durante el año, pero puedo vivir perfectamente sin fútbol». Sin embargo, el actor catalán admite que el fervor por el periodismo deportivo lo heredó de sangre, pues «cuando era pequeño mi abuelo me ponía la radio al salir del Camp Nou».

Ambición y poder

Zancadillas psicológicas, competitividad y veneno corporativo. Los seis capítulos de Reyes de la noche son un recorrido por las numerosas jugarretas radiofónicas entre sus protagonistas, pero también un reflejo del camino a recorrer cuando una ambición desmesurada se coloca primera en el podio cognitivo.

«Cuando uno está dispuesto a cruzar ciertas líneas, como es el caso de mi personaje, se da cuenta de que se quedan muchos cadáveres por el camino», explica Miki Esparbé. «En cualquier ámbito laboral, empresa o negocio siempre va a haber esos roces, nuestro ego sale a relucir», añade Javier Gutiérrez, coincidiendo con la opinión de su compañero. «Se podría hacer esta misma serie con estrellas de Hollywood. Es un tema universal», concluye Itsaso Arana.

Lo peor no es perder, es la cara de gilipollas que se te queda, espetó José María García en uno de sus numerosos y míticos enunciados. Si hubiera que hacer balance del arco narrativo de los personajes de la serie en pura jerga balompédica, todos han perdido los tres puntos en este duelo.

Comentar ()