Series y Televisión

El ingrediente secreto de 'Celebrity Bake Off España' que agravia a 'Master Chef '

Bake Off Celebrity España

Bake Off Celebrity España Amazon Prime Video

Como la kryptonita para Superman, Celebrity Bake Off España es ahora el talón de Aquiles de Masterchef Celebrity. El talent culinario que apareció en nuestras pantallas una mañana del 16 de diciembre de 2021 se ha convertido en una verdadera bomba atómica para el programa de RTVE. En la era de los realities donde se hace protagonista el drama, el ‘salseo’ y el ansia por ser famoso, Amazon ha ido un paso por delante y ha creado un programa de características similares a Master Chef, donde solo prima el buen rollo.

Con un casting exageradamente heterogéneo a la vez que exitoso, Celebrity Bake Off es una adaptación del programa británico The Great British Bake Off, en el que Amazon en colaboración con Boxfish se han encargado de juntar a cantantes, actores, youtubers o humoristas como Andrés Velencoso, Soraya, Adriana Torrebejano, Yolanda Ramos,  Pablo Rivero, Eduardo Iturralde González, Paula Gonu, Joan Capdevila, Chenoa, James Rhodes y Esty Quesada, con la sorprendente participación de Esperanza Aguirre.

Los concursantes se enfrentan a una competición por ser el mejor pastelero de la edición. En cada episodio o programa se les presentan de dos a tres pruebas diferentes: la creativa, en la que tendrán alta libertad para realizar su postre; la técnica, donde contarán con un profesional del oficio que les explicará el postre y les ayudará con los mejores tips para elaborarlo y la prueba final, donde se disputa entre los dos peores postres la eliminación del concursante que abandona el programa. Entre divertidas situaciones y una alegría de la que hacen magia, el talent fluye como la seda, descontando un participante por programa hasta llegar a una final de 3 personajes donde se desvela el ganador.

Al otro lado de la cocina están los presentadores, con aire fresco y colorido bajo los nombres de Paula Vázquez y Brays Efe; y un minimalista pero exigente jurado que componen el director creativo de Valrhona, Fredéric Bau, y la exparticipante del ahora programa enemigo (Masterchef), Clara Villalón.

El secreto de ‘Celebrity Bake Off España’

Como todo inicio de programa, prima lo novedoso, la curiosidad por saber de qué tratará y la elección de caras interesantes y que den juego a la producción. Esto crea unos niveles altos de audiencia que, por lo general, no suelen repetirse en las siguientes ediciones. Sin embargo, aquí se suma un ingrediente secreto que le está ganando la batalla al pionero en concursos culinarios, Master Chef.

En primer lugar, la corta duración de cada episodio, 55 minutos frente a las 2 horas y media que dura el talent de RTVE. En Celebrity Bake Off España se especifica más, se va más al grano, lo que potencia la necesidad de un buen montaje que ofrezca al espectador un producto televisivo dinámico, con el ritmo necesario para que no se haga pesado y se disfrute la visualización. Un ingrediente lo suficientemente novedoso como para servir de idea a programas con duraciones exageradas. La capacidad de atención de nuestro cerebro oscila entre 90 minutos y 110 -reduciendo a 15 minutos la atención sostenida-, una duración bastante menor a los 150-180 minutos que ofrece el programa de La 1.

Otro de los rasgos que se ha convertido en identitario del nuevo programa de Amazon Prime Video es la buena energía o buen rollo que guardan los 12 concursantes. No hay tensión. Los famosos se muestran más juguetones y los momentos de frustración se vuelven incluso cómicos, pero sin extremar, siempre buscando el equilibrio y con la participación de cada uno de ellos para que todos puedan ofrecer algo al resultado final.

Esto se suma a la búsqueda de compañerismo, no hay competitividad. Ya lo dijo Pablo Rivero en el último programa. Es más habitual ver la ayuda que se aportan entre ellos que el ansia por ganar y llevarse el premio. Un hecho que, por sorprendente que parezca, no le quita tensión ni dinamismo al programa.

Ese buenrrollismo deriva, incluso, en una coreografía montada y cantada por ellos que bailan con la sintonía de «bake off España» terminando en una posición estilo Power Ranger que hace que se rían de ellos mismos aumentando su humor.

El comportamiento del jurado

Comparándolo con Master Chef, que es el talent culinario de mayor referencia en España, otra de las virtudes que presenta Celebrity Bake Off son los jueces. En el programa de RTVE son ellos quienes aumentan la tensión, rompen la buena energía y disminuyen la autoestima de los concursantes. Al revés pasa con el de Boxfish, donde los jueces van en consonancia con el formato, mantienen esa estabilidad pacífica y saludable, que no quiere decir que no digan lo malo ni señalen los motivos de un postre mal realizado, sino que lo hacen sin dolor, con un motivo más docente, acrecentando las ganas por aprender y llegar más lejos. Así, dejan al lado el cinismo, la avaricia, la superioridad, los 7 pecados capitales también mencionados en el programa, para apostar por el humor y el compañerismo, sin olvidar las ganas de aprender a cocinar.

Te puede interesar

Comentar ()