Los Mossos d’Esquadra han detenido a la hija de 17 años de la mujer apuñalada en la noche del miércoles en Banyoles (Pla de l’Estany, Girona). La policía catalana buscaba a la menor por su posible implicación en el crimen de su madre, al desaparecer del domicilio en el que ambas convivían tras dejar una nota de despedida. La joven ha sido encontrada en buen estado en la localidad de Castell-Platja d’Aro.

 

Los Mossos recibieron el aviso de la muerte a las 21.00 horas y la mujer, de 53 años, fue encontrada muerta con signos de violencia en un piso de la avenida Països Catalans. En la habitación encontraron un cuchillo, posible arma del crimen, que el autor decidió limpiar con una toalla.

El cuerpo sin vida de la mujer ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal (IMLC) de Girona, donde está previsto que los forenses le practiquen la autopsia. La investigación se encuentra bajo secreto de sumario.

El Ayuntamiento de Banyoles ha decretado dos días de duelo oficial por la muerte de la vecina y ha convocado a asistir a cinco minutos de silencio a las puertas del edificio consistorial.