No están solo las estatuas del Pórtico de Santiago o el Pazo de Meirás. La lista de los «pelotazos» de la familia Franco es muy larga y no se limita a Galicia. El Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha pedido en un juicio que la familia de Francisco Franco devuelva dos esculturas del Maestro Mateo que formaban parte del Pórtico de la Gloria de la catedral de la capital gallega, al estimar que fue un «expolio» y un «abuso» del dictador.

Por su parte, los Franco han pedido a la juez de Primera Instancia número 41 de Madrid que desestime la demanda alegando que son los legítimos propietarios de las piezas ya que mantienen que fueron compradas a un particular a través de un anticuario, sin que a su juicio el consistorio haya probado que sigue siendo propietario de las mismas.

Las estatuas se encuentran en el Pazo de Meirás, otro discutido bien en posesión de la familia Franco. Se compró en parte por medio de donativos forzosos de empresas y trabajadores de Galicia y ahora los herederos del dictador quieren venderlo por 8 millones de euros. En este vídeo repasamos algunos de los bienes patrimoniales más polémicos de los herederos del dictador.