El futbolista español Iker Casillas, actualmente en el Oporto, ha sido operado de urgencia este miércoles tras sufrir un ataque al corazón durante un entrenamiento.

El guardameta, de 37 años, ha sido intervenido de forma urgente en el Hospital CUF y se encuentra fuera de peligro, según ha confirmado el propio club.

El propio portero español ha calmado a sus seguidores en un mensaje en la redes sociales colgado en la tarde de este miércoles. «Todo controlado por aquí», ha escrito.

 

El Oporto ha informado en un comunicado que «la sesión de trabajo fue rápidamente interrumpida para prestar asistencia» al portero. «Se encuentra actualmente en el Hospital CUF Porto. Casillas está bien, estable y con el problema del corazón resuelto», añade el club.

Casillas se mostró indispuesto tras acabar la sesión de entrenamiento y fue rápidamente trasladado al centro hospitalario donde se le practicó un cateterismo tras detectarse una obstrucción en la arteria coronaria derecha. Su vida no está en riesgo.

Casillas, que abandonó el Real Madrid en 2015 para fichar por el Oporto, tiene contrato con el equipo luso hasta junio de 2020. El portero no volverá a jugar en lo que resta de una temporada en la que rindió a alto nivel y llegó con su equipo a los cuartos de final de la Champions League, donde cayó eliminado frente al Liverpool.