Se puede estar junto a tu pareja o separado de ella, pero «felices». Con esta premisa, un Citroën C15, un Seat 600 y un camión de Iveco circulan aconsejando a los viandantes sobre su futuro matrimonial. Se trata de la particular estrategia de un despacho de abogados.

«Divorcio al alcance de todos… La vida es corta, sólo se vive una vez». Son los eslóganes del despacho Cebrián y Asociados, nacido en 2009 y que mueven su flota de divorcionetas por Getafe, Leganés y Carabanchel, según cuenta El País.

Cebrián y Asociados, con tres despachos y cinco empleados, realizan cerca de 50 o 60 divorcios al mes. Unos divorcios express que también publicitan desde su página web ‘divorcieitor.com’, donde explican que «si el precio del mutuo acuerdo es caro no sólo no se incentivará la mediación» entre la pareja, «sino que en algunos casos incluso se impedirá la separación».

Con las celebres furgonetas consiguen una publicidad gratuita gracias a las fotos de los curiosos y a los llamativos letreros de color rosa de sus vehículos que animan al divorcio.