La entrada de aire muy cálido procedente del continente africano, junto con las condiciones de inestabilidad atmosférica y la fuerte insolación propia del verano, provocará un aumento de las temperaturas a partir del próximo miércoles por encima de los 40 grados.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el termómetro rebasará los 35 grados en amplias zonas del interior peninsular, siendo bastante probable que alcancen e incluso superen los 40 grados en áreas del centro, interior de la mitad sur y cuadrante nordeste, informa Europa Press.

Los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir serán las zonas más afectadas por este episodio de calor, pudiéndose alcanzar o incluso superar los 42 grados en algunos puntos, sobre todo en el valle del Ebro durante el jueves, viernes y sábado.

Además, las temperaturas mínimas serán también significativamente altas, manteniéndose por encima de los 20 grados en amplias zonas, e incluso podrían no bajar de los 25 grados en el interior de la mitad sur y centro peninsular, valle del Ebro y área mediterránea.

Los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir serán las zonas más afectadas por este episodio de calor

En Baleares podrán superarse los 35 grados, sobre todo en el interior de Mallorca. Sin embargo, Canarias, así como probablemente Galicia, Asturias y Cantabria, no se verá afectada por esta situación.

A su vez, la Aemet informa de que es posible que las altas temperaturas persistan, al menos, hasta el próximo domingo 30 de junio y no descarta que puedan prolongarse durante los primeros días de julio en algunas zonas. Debido a la intensidad y duración del episodio, esta situación será calificada como ola de calor emitiéndose el correspondiente aviso especial en los próximos días.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que a partir del próximo miércoles esta masa de aire tropical continental, muy cálida, muy seca y acompañada de polvo en suspensión, junto con una fuerte insolación dará lugar a temperaturas «significativamente» más altas de lo normal en la Península y Baleares. Si bien, ha señalado que Canarias, las ciudades autónomas de Ceuta, Melilla y Galicia y Asturias quedarán al margen de esta situación.

 

Incendios

Las altas temperaturas, que empiezan a ser protagonistas en amplias zonas de España han elevado el riesgo de incendios forestales en áreas de Extremadura, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco y en la Comunidad Valenciana, donde hoy es «extremo o muy alto».

En otras zonas del resto del país, sobre todo en el este peninsular, Baleares y Andalucía, el riesgo es alto o moderado, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web, que también detalla que la probabilidad más baja de fuego se encuentra en puntos de Galicia, Asturias y zona norte de Castilla y León.

En las Canarias, solo en algunos puntos de las islas de La Palma, Gran Canaria, La Gomera y Tenerife, el riesgo es muy alto o alto.