La Asociación de la Policía Municipal Unificada (APMU) se ha quejado este martes de las «lamentables» instalaciones con las que cuenta el Cuerpo, que se han visto más desmejoradas por las tormentas de ayer, ya que entró agua en algunas de ellas.

El presidente de la APMU, Carlos Bahón, ha explicado a Europa Press que durante las tormentas de anoche bomberos y agentes tuvieron que achicar agua por goteras de mayor o menor importancias en las comisarías de Barajas, de la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS) de la Casa de Campo, la Unidad de Medio Ambiente, la Unidad especial de Tráfico de la calle Tirso de Vergara, la Unidad Integral de Centro Norte o la comisaría de San Blas.

Tal y como se observa en varios vídeos que ha publicado la asociación en redes sociales, durante la tormenta de ayer «llovió» dentro de algunas instalaciones y en otras las goteras empaparon taquillas, papeles y otros enseres y objetos.

Bahón ha recordado que el problema de las muchas unidades de la Policía Municipal no es nuevo ni fruto de las inclemencias meteorológicas esporádicas, sino que es «estructural», ya que muchas unidades están en edificios son prefabricados o en inmuebles viejos «y tienen problemas de todo tipo: cañerías, moho, roedores, desprendimientos, etc».

Los representantes de los agentes mantuvieron hace semanas una primera reunión con la concejala delegada de Seguridad del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, donde le hablaron de la problemática. Allí aseguró que pediría un informe de evaluación para ver los problemas concretos de cada edificio.

Precisamente, Sanz ha visitado esta mañana las dependencias que resultaron afectadas por la lluvia de la Unidad Integral de Distrito de Barajas, el Escuadrón de Caballería y la Unidad de Apoyo a la Seguridad.

Preguntado al respecto por los periodistas, el alcalde de la capital, José Luis Almeida, ha indicado que durante los últimos cuatro años en la oposición denunció que las instalaciones de la Policía Municipal «necesitaban de una actualización, de una renovación», algo que va en el programa, en el acuerdo programático».

El presidente de la APMU ha pedido al nuevo Gobierno local que no siga con la política de «parches», sino que dediquen presupuesto real a reformas estructurales de las instalaciones o construcción de nuevas, como se había previsto en con la de Retiro la pasada legislatura y no se llevó a cabo. «Esperamos que se lo tomen en serio, como así prometieron en campaña electoral para dotar a los agentes de unas instalaciones dignas», ha concluido.