Una persona ha fallecido y nueve más han resultado heridas como consecuencia de un ataque perpetrado por un hombre con un cuchillo y un pincho de cocina en una boca de metro en Villeurbanne, cerca de Lyon, Francia.

Según informa la AFP, el presunto agresor es un afgano solicitante de asilo, que no era conocido por la policía y los servicios de inteligencia. Las motivaciones del ataque, por el momento, siguen siendo desconocidas.

Los hechos comenzaron en torno a las 16.30 horas, cerca de la estación de metro de Villeurbanne. Al parecer, en una parada de autobús, según el testimonio de una testigo recogido por la AFP, un hombre empezó a «apuñalar hacia todos lados». «Logró alcanzar y abrir el vientre de una persona. Luego dio una puñalada en la cabeza de un tipo, otra en la oreja de una señora (…), en la parada del autobús, y nadie vino a ayudar», explicó.

El alcalde de Lyon ha pedido «máxima prudencia» sobre el eventual carácter terrorista del ataque

La intervención de los transeúntes que se encontraban en la zona y de los agentes de transporte público permitió la detención del presunto autor, según informa el periodico francés Le Figaro. Tres de los heridos se encuentran en un estado crítico tras el ataque y otros cinco sufrieron heridas más leves.

En un primer momento se habló de un segundo sospechoso que se habría dado a la fuga, pero más tarde se desmintió esta posibilidad. Por el momento, la Fiscalía antiterrorista no se encarga del caso pero sí que está evaluando la situación.

En una breve rueda de prensa, el alcalde de Lyon, Gérard Collomb, instó a la «máxima prudencia» sobre el eventual carácter terrorista y detalló que el sospechoso fue detenido por ciudadanos civiles y los agentes de seguridad cuando pretendía huir en dirección al metro.