Parecía que grababa la aproximación al sprint que decidió la octava etapa de La Vuelta a España, con final en Igualada, pero en realidad estaba trabajando para los Mossos d’Esquadra. Mientras seguía el serpenteo de los ciclistas por la localidad catalana, uno de los helicópteros que sigue el evento deportivo capturó por casualidad una enorme plantación de marihuana en la azotea de un edificio, que hizo saltar las alarmas entre la policía autonómica.

Este martes, los Mossos d’ Esquadra decomisaron las 40 plantas que había en la terraza. Lo hicieron tres días después de que las imágenes se pudieran ver en directo por televisión y después de que la imagen se viralizara en redes sociales.

En la operación no se ha producido ningún detenido ya que el piso, según relata el diario Ara, ya estaba vacío cuando llegaron los agentes. La vivienda había estado ocupada habitualmente, pero sus últimos inquilinos la abandonaron hace días, vacía de muebles pero con la terraza repleta de plantas de marihuana.