Plácido Domingo ha anunciado su dimisión como director de la Ópera de Los Ángeles después de recibir una veintena de acusaciones por acoso sexual.

«Mientras continúo mi trabajo para limpiar mi nombre, he decidido que es en el mejor interés de LA Opera que dimita como su director general y que deje mis actuaciones futuras», ha afirmado en un comunicado remitido a Efe por su representante.

En este sentido, Domingo ha asegurado que da un paso atrás con un gran pesar y con el deseo de que la ópera continúe «creciendo y sobresaliendo». «La Opera estará en mi corazón», ha remachado.

Tras las primeras denuncias, por el mes de agosto, la Ópera de Los Angeles anunció una investigación sobre las acusaciones a Domingo y la Orquesta de Filadelfia, la Ópera de San Francisco o la Ópera de Dallas cancelaron las actuaciones.

Rebato firmemente las alegaciones contra mi persona»

Además, el pasado 25 de septiembre, el tenor decidió retirarse de la Met Opera de Nueva York, escenario donde actuó por primera vez en Estados Unidos, tras llegar a un acuerdo con la institución. En esa ocasión, aseguró que aunque rebatía firmemente las alegaciones en su contra su aparición «en esta producción de ‘Macbeth’ restará atención al duro trabajo de mis colegas sobre el escenario y detrás de él».

Una veintena de acusaciones de acoso sexual

Todo empezó el pasado 13 de agosto, cuando ocho cantantes y una bailarina aseguraron que fueron acosadas sexualmente por el tenor español en encuentros que se produjeron supuestamente desde finales de los 80 y a lo largo de tres décadas, según publicaba The Associated Press.

Durante décadas, según AP, el tenor intentó, supuestamente, presionar a mujeres para que mantuvieran relaciones sexuales con él, llegando a prometer empleos y en ocasiones tomando represalias contra aquellas que rechazaban sus proposiciones. Al parecer, este lado problemático del tenor era un secreto a voces en el mundo de la ópera.

Las siguientes acusaciones no tardaron en llegar, el 7 de septiembre otra decena de mujeres se sumaron a estas acusaciones, incluso una llegó a asegurar que le había agarrado el pecho por debajo de la camisa con fuerza y que había intentado tener relaciones sexuales con ella de manera reitera mientras trabajaban juntos.

Plácido Domingo siempre ha negado las acusaciones de acoso sexual, incluso ahora, al dimitir de su cargo, sigue alegando que no ha actuado de aquella manera contra ninguna mujer y tilde a AP, la agencia que destapó el escándolo, de polémica.