La Audiencia Provincial de Ávila ha condenado a 16 meses de cárcel a una mujer por agredir dos veces a su expareja, una de ellas propinándole una patada en los testículos, así como diversas patadas y puñetazos, y la otra arrojándole café caliente a la cara y dándole con la taza en la cabeza. Además, la Audiencia ha impuesto a la agresora el pago de una indemnización a la víctima de 275 euros por las lesiones causadas y le ha prohibido acercarse en un radio de acción «no inferior a cien metros» durante tres años y nueve meses, según la sentencia facilitada por fuentes del TSJCyL.

De esta manera, la Sala estima parcialmente el recurso de apelación presentado por la mujer, que inicialmente había sido condenada a 21 meses de prisión por los mismos hechos, en un fallo emitido el pasado 1 de abril por el Juzgado de lo Penal número 1 de Ávila. Según el relato de hechos probados de la sentencia, la mujer acudió la primera vez a las 10.30 horas del 23 de septiembre de 2016 al lugar de trabajo de su expareja y, tras discutir, «con el ánimo de menoscabar la integridad física» del hombre, «le propinó una patada en los testículos, así como diversas patadas y puñetazos».

Por todo ello, la víctima sufrió una «contusión testicular y eritemas en la espalda» que precisaron de «una asistencia facultativa», tardando en curarse las lesiones «seis días», uno de ellos «de carácter impetidivo». La otra agresión se produjo a las 15.30 horas del 6 de octubre de 2016 cuando el hombre se encontraba tomando un café y su expareja le arrojó «a la cabeza» y a «los ojos» el café caliente que se estaba tomando, antes de darle «con la taza en la cabeza».

Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal número 1 de Ávila condenó a la mujer a 21 meses de cárcel y a 3 años y 9 meses de alejamiento del hombre a una distancia de 10 metros, así como al pago de 274 euros por las lesiones causadas. La condena fue recurrida ante la Audiencia Provincial que, tras estimar parcialmente el recurso y tras considerar probados los hechos, decidió rebajar la pena a dieciséis meses de prisión, siete meses y 15 días por la primera agresión y ocho meses y quince días por la segunda.