No es la primera vez que la Guardia Civil utiliza su cuenta de Twitter para informar sobre cómo actuar o prevenir ciertas estafas o robos. Entre ellos está el del ‘Lazo Libanés’, un método que utilizan los cacos en los cajeros automáticos para hacerse con la información de nuestra tarjeta bancaria.

¿En qué consiste el ‘Lazo Libanés’? La mecánica para el caco es muy sencilla. Primero, seleccionan los cajeros utilizados por extranjeros y en las últimas horas de la tarde. Los estafadores cambian las ranuras originales por otras falsas. Cuando el cliente introduzca su tarjeta, esta quedará bloqueada en un dispositivo que se hace con la información más sensible, según detalla Las Provincias.

Para prevenir esta situación, el Instituto Armado recomienda observar algunos detalles del cajero automático que nos permiten sospechar sí los estafadores han instalado este mecanismo y ofrece dos números de teléffono, el ‘062’ y el ‘112’, para alertar del fraude.