San Cibrao das Viñas ha sido escenario de un extraño suceso. Un gallego que sufrió un accidente huyó posteriormente de la ambulancia que lo estaba llevando al Hospital de Ourense. Eran las cuatro de la tarde cuando en la salida 224 de la N-545 tuvo lugar el accidente que concluyó con el vehículo del herido volcado sobre la carretera. Aprovechando un semáforo en rojo, el accidentado echó a correr y abandonó el lugar, tal y como adelanta la COPE.

La razón por la que el individuo realizó este extraño motivo fue debido a que había sido ‘cazado’ por un radar poco antes conduciendo por encima de la velocidad permitirda. Fue identificado, pero al presentar una herida en la cabeza, prefirió que fuera trasladado al centro hospitalario más cercano. Aun así, el traumatismo no impidió que emprendiera la huida ignorando, de esta manera, los requerimientos que tras su recuperación le harían pasar.