El municipio madrileño de Colmenar Viejo ha pintado pictogramas en quince pasos de peatones situados en los alrededores de los centros educativos con aulas para alumnos con autismo y Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), personas con diversidad funcional y mayores.

En los pictogramas se explica el uso del paso de cebra: «Mira, para, coche parado, cruza». En un comunicado, el concejal de Educación, Luis Cicuéndez Gallego, coincide en que este tipo de mensajes ayuda a las personas con TGD, diversidad funcional, mayores y niños.

Durante las próximas semanas el Consistorio estudiará la efectividad de este “proyecto piloto” para analizar su extensión al resto de la Comunidad de Madrid.

Por el momento, esta primera experiencia se ha llevado a cabo en los alrededores de los centros educativos que cuentan con Aulas TGD: Virgen de los Remedios, Miguel Hernández, Soledad Sainz, Ángel León y Fuentesanta, y los institutos Ángel Corella y Rosa Chacel.