La planta petroquímica de La Canonja (Tarragona) ha registrado una fuerte explosión la tarde de este martes que se ha dejado sentir en la ciudad de Tarragona. El accidente habría dejado un muerto, un desaparecido y al menos ocho heridos, dos de ellos críticos, según fuentes oficiales. El fallecido habría muerto a causa del derrumbe de un edificio en Torreforta, una población cercana al lugar de los hechos.

Al parecer, la víctima se encontraba en su vivienda cuando una plancha metálica expulsada por la deflagración ha provocado el hundimiento del tercer piso, un derrumbe que ha provocado el fatal desenlace. Emergencias de la Generalitat ha descartado la presencia de nube tóxica a raíz del accidente.

De los ocho heridos, dos se encuentran en estado grave por quemaduras y han sido trasladados al hospital Valle de Hebron; otro de los afectados se encuentra grave en el Joab XXIII de Tarragona; otras dos víctimas en estado leve han sido atendidos en el Sant Joan de Reus; y otros tres han sido dados de alta in situ.

La explosión ha tenido lugar hacia las 18.40 horas de esta tarde en una fábrica de la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), antigua IQA, por motivos que aún se están investigando. La empresa es la única industria de España que procesa óxido de etileno, con capacidad para producir un total de 140.000 toneladas al año, una sustancia que se emplea para fabricar polímeros. 

Los equipos de emergencia de Cataluña han llamado a la población a que se «confine preventivamente» por no conocer aún el alcance del «accidente químico». «Cierren puertas y ventanas y no salgan de casa», han avisado. Las recomendaciones de confinamiento han finalizado alrededor de las 22:00 horas de la noche, cuando se ha dado por controlada la situación.

Numerosos testigos han afirmado a través de Twitter que la explosión ha provocado fuertes temblores en puertas y ventanas. La deflagración, perceptible por los vecinos de todas las poblaciones cercanas y que ha provocado incluso temblores en las ventanas de algunos edificios, ha causado un gran incendio y una columna de humo visible desde kilómetros de distancia.

Protección Civil ha activado el plan de emergencias químicas Plaseqcat y ha extendido la alerta no sólo a Tarragona ciudad, sino también a las localidades de Salou, Vilaseca, Reus, Constantí, El Morell y la Canonja, y ha instado a los vecinos a encerrarse en sus casas de forma preventiva y esperar indicaciones.

En la fábrica hay productos químicos con los que no es recomendable entrar en contacto aunque por el momento los bomberos no están evacuando la zona.

El Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) ha desplazado una unidad al lugar, donde también trabajan ocho dotaciones de Bombers. Los Mossos d’Esquadra han enviado a todos los efectivos disponibles al lugar de los hechos. A consecuencia del accidente, se ha restringido el tráfico en la carretera N-340, que atraviesa el polígono sur de la petroquímica de Tarragona.

Además, Renfe ha interrumpido temporalmente la circulación de trenes en los tramos que van de Tarragona a Reus y de Tarragona a PortAventura, lo que ha afectado a las líneas R13, R14, R15, R16 y R17, así como la RT1 y la RT2.

Llamada de Sánchez a Torra

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, se ha puesto en contacto con el president de la Generalitat, Quim Torra, para intercambiar información sobre la explosión y el posterior incendio en un polígono petroquímico de Tarragona, han informado fuentes de Moncloa, que han calificado el accidente de «grave suceso».

Según estas fuentes, el contacto con la Generalitat es permanente desde el primer momento a través de la Delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

El Gobierno se ha puesto a disposición de la Generalitat para prestar el apoyo que sea necesario a raíz de este grave suceso, que ha provocado varios heridos y cuantiosos daños materiales, concluyen las fuentes.