Sociedad

El presidente del IMAS no dimite y dice que no puede haber protección "absoluta" para las menores explotadas en Baleares

El presidente del IMAS, Javier de Juan, en el Consell de Mallorca. EFE

El presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan, ha afirmado este viernes que en la «gran mayoría» de los casos detectados de explotación sexual de menores tutelados por la institución, los chicos se exponen a situaciones de riesgo «sin que se pueda encontrar una fórmula de protección absoluta».

Los menores no forman en casi ningún caso parte de una red de explotación infantil, ni siquiera son conscientes de que son explotados sexualmente, y «en muchas ocasiones» se exponen de manera «voluntaria» a situaciones de riesgo, sin que el IMAS consiga protegerles de «manera absoluta» para no «atentar contra su libertad individual y la realización de un proyecto vital normalizado».

«Reconducir este tipo de conductas emocionales es una tarea muy difícil» en la que trabajan «día a día» los profesionales de este sector, ha afirmado De Juan con ocasión de su intervención en el pleno del Consell de Mallorca, presidido por el PSOE, sobre los 16 casos reconocidos por ahora -15 chicas y un chico- por esta institución de menores tutelados explotados sexualmente en Mallorca.

De Juan ha aclarado que la Fiscalía de Menores y las Fuerzas de Seguridad del Estado son «los responsables de perseguir a los abusadores, proteger la información de los menores y dar respuestas ágiles a las denuncias planteadas».

El IMAS tiene bajo su tutela a un millar de menores que no pueden vivir con sus familias, de los que unos 700 residen con familias de acogida y 359 en 30 centros: 6 públicos y 24 privados.

De Juan ha subrayado que este fenómeno de la explotación sexual de menores afecta a todos los ámbitos de la sociedad, no solo a los menores tutelados, y a todas las comunidades autónomas.

Estos casos están creciendo «rápidamente», ha explicado, ante la facilidad de contactar entre abusadores y víctimas a través de las redes sociales y por la «banalización absoluta» de las relaciones sexuales entre los menores por el fácil acceso a la pornografía.

De Juan ha sostenido que el IMAS ha sido «muy valiente» y, de hecho, viene denunciando a la Policía y Fiscalía de Menores cada situación que es detectada por los trabajadores de estos centros. En los últimos tres años se han realizado hasta 10 operaciones policiales a instancia suya.

Para proteger a «nuestras niñas», ha continuado, ya se han puesto en marcha talleres afectivo-sexuales en los centros del IMAS. El propósito es educar a los menores en relaciones sexuales «sanas» y evitar las situaciones de abusos.

Por su parte, el PP y Vox han exigido su dimisión «inmediata». El portavoz popular, Llorenç Galmés, le ha asegurado a la presidenta del Consell, Catalina Cladera, que «hoy es uno de los días más tristes desde la creación de esta institución» porque este caso afecta directamente a «niños» que han sido objeto de abusos sexuales, algo «muy grave», y que deberían haber sido protegidos por el IMAS.

Por parte de Vox, el conseller Antonio Gaspar ha afirmado que De Juan era «consciente» de esta situación y «no actuó», por lo que debe abandonar su cargo.

Ha pedido a los partidos que gobiernan y a la propia presidenta que «dejen de tomar por imbéciles a los ciudadanos» y les ha echado en cara que, a diferencia de ellos, los 16 menores protagonistas de estos casos «no olvidarán nunca» esos abusos.

La portavoz de Cs, Beatriz Camiña, ha apostado por la creación de una comisión de investigación sobre este caso y de una auditoría interna sobre el funcionamiento del IMAS y ha lamentado el «espectáculo bochornoso» del pleno por las acusaciones cruzadas entre PP y Vox y los partidos de izquierda del gobierno del Consell.

Comentar ()