Un juez de Barcelona ha acordado enviar a prisión a los cuatro detenidos acusados de incendiar un piso del barrio del Raval de la capital catalana donde habían dejado en su interior a un hombre atado de pies y manos, que finalmente logró escapar saltando por una ventana.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, el juez ha enviado a prisión a los cuatro sospechosos, los últimos de ellos los dos hombres que fueron detenidos por los Mossos d’Esquadra el pasado 13 de febrero por un delito de tentativa de asesinato.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado 7 de febrero, cuando se declaró un incendio en un piso de la calle Magatzems en el barrio del Raval, donde había un hombre atado de pies y manos, aunque finalmente logró escapar saltando por la venta.

El incendio precipitó además una investigación policial ya en marcha contra narcopisos en el Raval, el Gòtic y la Barceloneta, de manera que al día siguiente los Mossos y la Guardia Urbana desplegaron un amplio operativo policial en el que se practicaron doce detenciones, entre ellos dos de los cuatro arrestados por el intento de asesinato, que ingresaron ya entonces en prisión.