Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre como sospechoso de haber asesinado en la últimas semanas a varias personas sintecho que vivían en las calles de Barcelona. Desde el inicio del confinamiento se han registrado cuatro asesinatos de personas sin hogar que vivían en la calle en la capital catalana, la última de ellas anoche.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la Policía de la Generalitat ha anunciado la detención de un hombre «por su presunta relación con la serie de muertes violentas durante las últimas semanas de personas que viven en la calle en Barcelona».

El último crimen se produjo anoche en una calle del distrito del Eixample de Barcelona, donde fue hallado un hombre sin vida con un fuerte golpe en la cabeza, y se investiga la participación del detenido en otras tres muertes en la zona del Ensanche. Las tres ultimas muertes se produjeron en similares condiciones, por un fuerte golpe en la cabeza. El primero de los sintecho fue asesinado con arma blanca.

La policía autonómica pudo obtener anoche un retrato robot del asesino a partir de la descripción de algunos testigos, según fuentes policiales. Los Mossos habían pedido ayuda además a la Fundación Arrels, dedicada a la ayuda a los sintecho, para que alertara a la gente que vive en la calle de que se refugiaran en los albergues habilitados por el Ayuntamiento o pernoctaran juntos para evitar ataques.