Deportes | Sociedad | Tendencias

El futbolista español acusado de racismo que ha desquiciado a Neymar y Bolsonaro

Álvaro González ha quedado en el centro del debate tras llamar a Neymar supuestamente "Mono hijo de puta" | El central del Olympique de Marsella, que ya insultó en el pasado a Messi, niega las acusaciones: "A veces hay que aprender a perder"

Momento del encontronazo entre Neymar y el español Álvaro Rodríguez

Momento del encontronazo entre Neymar y el español Álvaro Rodríguez EFE

Camino del vestuario tras ser expulsado, a Neymar le hervía la sangre. «¡Es un racista, es un racista!», le gritaba al linier en el minuto 99 tras una bochornosa tangana en el PSG-Olympique de Marsella. La ducha tampoco le calmó. «Lo único que lamentó es no haberle dado en la cara a ese estúpido», escribió en su cuenta de Twitter el astro brasileño tras el encuentro.

El destinatario de sus críticas -y de colleja que le costó la cartulina roja tras la revisión del VAR- es el español Álvaro González, futbolista del Olympique de Marsella y que ha quedado en el centro del debate tras el partido del domingo en París.

En los minutos finales, con el Olympique de Marsella ganando 1-0, Neymar y Álvaro González se enzarzaron en un cruce subido de tono. Cuando todavía se lanzaban cariñosas palabras, se formó una tangana con puñetazos y patadas por un encontronazo entre los argentinos Darío Benedetto y Leandro Paredes. También andaba por ahí Ángel di María, que habría escupido a Álvaro González. El árbitro zanjó el asunto con cuatro rojas, dos por equipo, y se fue a la pantalla del VAR para comprobar qué había ocurrido entre Neymar y el español.

Tras ver la fuerte colleja del brasileño, decidió expulsarlo. «Para el VAR captar mi agresión es fácil… ahora quiero ver la imagen del racista llamándome ‘mono hijo de puta’ ¡quiero ver! Yo fui expulsado ¿y él?», reclamó Neymar en Twitter, una publicación compartida incluso por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. A las dos horas, Álvaro González negó las acusaciones con una foto rodeado de sus compañeros.

«No existe lugar para el racismo. Carrera limpia y con muchos compañeros y amigos en el día a día. A veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo. Increíbles tres puntos hoy», señaló el ex de Espanyol, Villarreal, Zaragoza y Racing de Santander.

A Neymar debió costarle coger el sueño, porque a las 3:50 de la madrugada, el brasileño le respondió: «No eres hombre para asumir tu error, perder es parte del deporte. Ahora insultando y trayendo racismo a nuestras vidas no, no estoy de acuerdo. ¡NO TE RESPETO! ¡NO TIENES CARÁCTER! Asume lo que dices», escribió el delantero del PSG.

Según la ESPN, el Comité de Disciplina de la Liga francesa investigará las acusaciones de Neymar y también el supuesto escupitajo de Di María al futbolista español. Según las normas de la Federación Francesa, los actos racistas pueden ser castigados con hasta diez partidos de sanción y escupir a un rival con un máxmo de seis.

Amenazas de muerte

El teléfono móvil de Álvaro González se filtró en algunas redes sociales en la noche del domingo y el jugador recibió amenazas de muerte, según informó La Sexta y confirmó el Olympique de Marsella en un comunicado en el que defendió a su futbolista.

«Álvaro no es racista, como ha demostrado con su comportamiento a diario desde que llegó al club y como confirman sus compañeros», señaló el club del sur de Francia. «El asunto es grave y ya producido serias consecuencias. El club condena la filtración de su teléfono y el de sus familiares, lo que ha provocado un hostigamiento constante, incluidas amenazas de muerte».

Un «me gusta» a Abascal, pero también Black Lives Matter

No es la primera vez que Álvaro González se las ve de esta manera con un crack. Cuando vestía la camiseta del Espanyol tuvo un episodio polémico con Lionel Messi en un derbi contra el Barcelona. Tras propinarle un codazo, el argentino se revolvió. «Eres muy bajito», le dijo el defensor. «Y tú muy malo», respondió Messi en un encontronazo que no pasó a mayores.

Tras las acusaciones de racismo, varias cuentas de Twitter han recordado el «me gusta» que dio a un vídeo de Santiago Abascal sobre el Rey emérito tras su decisión de irse de España. En la grabación, el líder de Vox llama al Gobierno «pandilla de desalmados, corruptos y blanqueadores de asesinos», además de acusar a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de una «invasión migratoria».

En un repaso por sus redes sociales, se puede comprobar que Álvaro González también ha dado «me gusta» a varias publicaciones de otros políticos, como Albert Rivera e Inés Arrimadas, y que ha compartido vídeos de algunas personalidades ligadas con la ultraderecha. Por ejemplo, le gustó una publicación de Alvise Pérez en la que pedía cárcel para Irene Montero y también compartió un vídeo que generó mucha polémica durante las protestas raciales de Estados Unidos. En él aparece una mujer negra negando que Estados Unidos tenga un problema sistémico con el racismo.

Sin embargo, en aquellos mismos días, Álvaro González también apretó el «me gusta» en varios mensajes contra el racismo y apoyando el movimiento Black Lives Matter, como el que colgó el futbolista del Málaga Daniel Pacheco.

Comentar ()