La jueza de Santa María la Real de Nieva fue apuñalada la tarde de este pasado martes a las puertas del Juzgado de la localidad segoviana. Un hombre se habría dirigido hacia la magistrada Sonsoles Velayos y la apuñaló con un destornillador. Hasta el lugar se desplazaron varios equipos sanitarios para atenderla e inmediatamente fue trasladada a un hospital de Segovia. Al parecer la mujer se encuentra fuera de peligro, continúa ingresada en la UCI y su estado de salud es estable. 

El detenido pasará a disposición judicial este miércoles ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia, en funciones de guardia y sustituto ordinario del Juzgado de Santa María. El presunto agresor es un hombre al que este pasado lunes notificaron una sentencia civil desfavorable. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, condenó la agresión y ha enviado a la jueza todo su apoyo «esperando que pronto pueda recuperarse y que tanto ella como su familia recobren la normalidad y se encuentren bien tras este lamentable suceso».

Como ministro y magistrado, y en nombre de todos los miembros de la Justicia, Campo ha aprovechado para manifestar su solidaridad y agradecer la labor que como Sonsoles Velayos, desempeñan los miembros del poder judicial «en aras de un país más justo y una sociedad mejor». El Juzgado de Santa María va a solicitar al organismo competente la adopción de medidas de seguridad permanentes para esta sede judicial. En algunas ciudades se han convocado concentraciones a las puertas de las sedes judiciales a las 11 horas y a las 12 horas para condenar la agresión y apoyar a la juez.