Sociedad

Condenado a ocho años y medio por abusar de la hija de un amigo

Prisión

Prisión Pixabay

El hombre acusado de abusar sexualmente de la hija de un amigo en un caserío donostiarra y en una localidad castellanoleonesa, entre los años 2015 y 2017, cuando la niña tenía entre 12 y 14 años, ha sido condenado a ocho años y medio de cárcel por la Audiencia de Gipuzkoa.

Durante el juicio por estos hechos, celebrado el pasado mes de octubre en la Sección Primera, la Fiscalía demandó 24 años y medio de cárcel para el procesado, mientras que la acusación particular que ejerce la madre, representada por el letrado Juan Román Zubillaga, solicitó que se le impusieran 26 años y medio de reclusión.

El procesado, por su parte, mantuvo su inocencia y reclamó su libre absolución durante el uso de su derecho a la última palabra en la vista.

Según la sentencia del caso, a la que ha tenido acceso EFE, los hechos se iniciaron en «fechas sin determinar», durante el otoño de 2015, en los momentos que el procesado solía pasar en un caserío de San Sebastián con la niña y con el padre de la menor, con quien tenía una relación laboral y de amistad.

El escrito judicial precisa que el inculpado aprovechaba los instantes en los que el progenitor «se ausentaba del caserío» o «se encontraba haciendo la comida» para quedarse a solas con la pequeña.

En concreto, el escrito judicial relata un episodio ocurrido cuando la niña tenia trece años y el procesado entró en una habitación del inmueble para someterla a distintos tocamientos de índole sexual. Una actitud que luego repitió «en varios días sin determinar».

Asimismo, la sentencia describe otro incidente similar ocurrido en agosto de 2017, durante una estancia en el domicilio de unos parientes de la niña, quien por entonces ya tenía 14 años, en la comunidad de Castilla y León.

En este lugar, el hombre volvió a abusar de la pequeña, además de besarla en las extremidades, si bien no logró hacerlo en la boca porque la menor logró evitarlo. Además, volvió a repetir una conducta similar a ésta al día siguiente.

El tribunal considera ahora que estos hechos son constitutivos de dos delitos continuados de abusos sexuales sobre una menor de 16 años, por los que impone al encausado unas penas que suman ocho años y medio de cárcel.

Asimismo, obliga al hombre a indemnizar a su víctima con 15.000 euros y le impide acercarse y comunicarse con ella durante doce años. 

Comentar ()