Un trabajador de 58 años ha muerto esta tarde en Azpeitia (Gipuzkoa) tras quedar atrapado en una máquina en la empresa Erraztiola Serrategia SL, según ha informado el sindicato LAB, que ha denunciado que se trata del segundo operario fallecido esta semana, después de la muerte el pasado lunes de un operario de Indusal en Muskiz (Bizkaia).

Para denunciar este siniestro, los sindicatos nacionalistas se concentrarán ante la empresa Erraztiola Serrategia SL el próximo martes, día 15, a las 12.00 horas.

A través de un comunicado, LAB ha hecho llegar su solidaridad y apoyo a familiares y compañeros de trabajo del fallecido. «Detrás de los accidentes de trabajo se encuentran las condiciones de trabajo y las características de éste: la subcontratación, los elevados ritmos de trabajo, las presiones o el autoritarismo que provocan estrés, y derivado del mismo, numerosas patologías que tienen que sufrir los trabajadores y, en ocasiones, les causa la muerte», ha alertado.

En su opinión, los accidentes laborales, traumáticos, no traumáticos o in itinere «no son fruto de la suerte o la casualidad, sino resultado de las relaciones laborales, la precariedad, la regulación laboral y la subcontratación».

«Necesitamos vidas y empleos dignos. Tenemos derecho a volver de nuestros trabajos sanos y con vida. Éste o cualquier otro accidente laboral no son hechos aislados; son el reflejo de un modelo productivo en el que prima más la economía que la salud y la vida de la clase trabajadora», ha aseverado.

Por ello, ha instado a un cambio de modelo, en donde la salud y la vida de la clase trabajadora sea el «elemento principal», y ha animado a los trabajadores a luchar por unas condiciones de trabajo «dignas».