«Cada vez que he necesitado de sus servicios para atender a mi marido siempre han estado ahí y me han facilitado todos los medios que hemos necesitado para la atención y el trato de la enfermedad de mi marido ya que yo sola no hubiera podido atenderle, sino hubiera sido por ellos no sé qué habría sido de él».

Con estas palabras, Maruja Tatay, de 72 años, agradeció el trabajo de los numerosos agentes de la Policía Nacional que habían ayudado a su marido durante el tiempo que estuvo impedido por el Alzheimer. La mujer aprovechó la esquela para lanzar el mensaje de gratitud a los agentes.

Un gesto que la Policía Nacional agradeció en las redes sociales. «Muchas gracias por tus bonitas palabras en la esquela de tu marido, actos como éstos nos motivan cada día para seguir trabajando y ayudando a los que más nos necesitan», respondió el cuerpo policial en su cuenta de Twitter.