La Delegación del Gobierno en Madrid ha decidido prohibir todas las convocatorias de manifestaciones o de concentraciones que habían sido comunicadas para los días 7 y 8 de marzo en la Comunidad.

La decisión se ha tomado «por motivos de salud pública» tras estudiar los recorridos, previsión de asistencia, duración o lugares de celebración que se habían comunicado.

«Se ha tomado la decisión firme de prohibir, por motivos de salud pública, todas las manifestaciones y concentraciones convocadas, en un momento en el que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional», ha indicado el delegado del Gobierno, José Manuel Franco.

Noticia en ampliación…