Sociedad

Polémica por un show de 8.200 euros de Ignatius Farray en Alcañiz: "Hubo líneas rojas que yo no habría pasado"

Ignatius Farray en una actuación

Ignatius Farray en una actuación Twitter / @IgnatiusFarray

El cómico Ignatius Farray ha desatado el enfrentamiento entre los componentes del Ayuntamiento de Alcañiz (Aragón) por su actuación en el municipio aragonés. Según ha publicado el diario La Comarca, los miembros de la oposición, formada por PP y PAR (Partido Aragonés), han recriminado al PSOE -al mando de la alcaldía- la contratación del canario, argumentando que se trataba de un show «con insultos xenófobos, racistas, excluyentes e hirientes» y con un coste de 8.198 euros.

El concejal de Cultura socialista, Jorge Abril, ha respaldado la contratación de Ignatius debido a su relevancia mediática: «Buscábamos a una persona con tirón y que guste al público joven». Sin embargo, ha mostrado su compresión con sus contrincantes políticos ya que considera que «hubo líneas rojas que yo no habría pasado».

El portavoz del PP en el consistorio, Nacho Carbó, ha cargado contra los responsables de la contratación, así como contra el propio Ignatius, «un señor que terminó con los pantalones bajados y con la mayoría de los espectadores poniéndose las manos a la cabeza y sin palabras (…) ¿Qué criterios se han seguido y valorado para su contratación mas allá de que tenga un Premio Ondas o salga en Movistar? Ruego que este tipo de programaciones no formen parte del Ayuntamiento de Alcañiz”.

La concejal del PAR, Berta Zapater, ha sostenido que «la cultura debe entenderse como ayuda a la convivencia y el tipo de discursos que escuchamos el sábado solo consiguen lo contrario con insultos xenófobos, racistas, excluyentes e hirientes». Asimismo, ha señalado que «el humor tiene límites éticos» y no admite excusarse «en la expresión ‘era una broma’».

Te puede interesar

Comentar ()