Un joven de 31 años murió ahogado el miércoles en el río Ter, a la altura de la calle Pont de la Barca de Girona, mientras se estaba bañando con un grupo de personas.

Los Mossos d’Esquadra recibieron el aviso en torno a las 18 horas, cuando de repente, «la corriente arrastró al joven y no pudo salir», según han explicado fuentes del cuerpo a Europa Press.

Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron la Policía Local y sanitarios del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM); los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para aclarar lo sucedido.