Sociedad

La suspensión de 567 trenes de los servicios mínimos añade más caos a la huelga

Un gran número de pasajeros espera la llegada de trenes en la estación de Madrid - Puerta de Atocha

Un gran número de pasajeros espera la llegada de trenes en la estación de Madrid - Puerta de Atocha EP

Un total de 567 trenes que estaban incluidos en los servicios mínimos de esta segunda jornada de huelga convocada por el sindicato de maquinistas Semaf han dejado de circular, la mayoría de ellos en Rodalies (Cercanías) de Catalunya y Cercanías de Valencia y, en menor porcentaje, en las de Madrid.

En concreto, se ha suspendido la circulación del 59 % de los servicios en Rodalies (310 trenes que tendrían que haber circulado como servicios mínimos); el 69 % de las Cercanías de Valencia (83 trenes,) con el añadido que los viajeros se han encontrado sin circulaciones en tramos horarios superiores a los 60 minutos en diversas fases de la jornada.

En Cercanías Madrid, no ha circulado el 26 % de los trenes previstos (140 trenes de los servicios mínimos), ha detallado este viernes Renfe en un comunicado.

A todas estas suspensiones, se unen las que sí estaban contempladas en los decretos de servicios mínimos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (el 25 % de los trenes en hora punta) y de la Generalitat de Cataluña (el 15 % de los trenes durante toda la jornada).

Según Renfe, todo ello explica las dificultades que se están viviendo entre ayer y hoy en estos tres núcleos de Cercanías, agravadas por el incumplimiento de algunos servicios mínimos.

En cambio, la circulación ha sido prácticamente normal en el resto de núcleos de cercanías de toda España; en los trenes de media distancia y en los de AVE, AVLO, Alvia, Euromed e Intercity, donde los servicios mínimos se han cumplido casi en su totalidad.

Apertura de expedientes

Renfe ha comenzado a abrir los primeros expedientes a los maquinistas de Cercanías de Valencia y de Rodalies por la ausencia injustificada para cubrir los servicios mínimos decretados para la huelga del jueves y viernes, algo que la empresa pública considera falta «muy grave».

La resolución de los expedientes puede derivar entre la suspensión de empleo y sueldo durante cinco días hasta el despido.

Los servicios jurídicos y Recursos Humanos de Renfe seguirán evaluando caso a caso para seguir procediendo a la apertura de más.

Por su parte, el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha vuelto a insistir este viernes en que «todos los maquinistas con notificación de servicios mínimos han acudido a su puesto de trabajo» y ha acusado a Renfe de propagar acusaciones «infundadas» a fin de eludir su responsabilidad.

A juicio de Semaf, «la mala gestión de los servicios mínimos, por segundo día consecutivo, por parte del Grupo Renfe ha provocado que no se entregue la carta de servicios mínimos a muchos maquinistas».

Ante la polémica suscitada, fuentes de Renfe han explicado que las comunicaciones emitidas hoy a los integrantes del Semaf fueron realizadas utilizando el sistema de correo electrónico certificado de Lleida.net., que genera automáticamente una prueba documental.

Ésta determina «de manera fehaciente» el momento en que se envía, y en que se recibe, desde dónde se envía y dónde se recibe, y del contenido mismo de la comunicación y finalmente si fue visualizado, por lo que «no hay dudas ni fisuras».

Las comunicaciones electrónicas certificadas han sido creadas a lo largo de los últimos diez años para dotar de seguridad jurídica a quien envía un escrito y tiene el mismo valor que un burofax, subraya la operadora.

En España, esta prueba documental tiene, además, total validez legal ante los tribunales de justicia y las administraciones públicas. 

Te puede interesar

Comentar ()