Como un resorte automático, desde que cayó la primera bomba en territorio ucraniano, una solidaridad inversamente proporcional a la crudeza de la agresión de Putin a Ucrania se despertó entre los más de 112.000 ucranianos que hay en España. Se inició una ola de empatía con el país atacado por Rusia a la que la sociedad española se ha subido conmocionada por la violencia y la actitud despótica del “sátrapa” Putin, como le ha calificado el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

“Estamos en una parte muy primaria del conflicto, tenemos que ver cómo continúa, pero vamos a necesitar enviar mucha ayuda humanitaria, especialmente a las ciudades sitiadas”, explica Anna Korbut. Es ucraniana y está casada con un español y vive en Madrid desde hace dos años. Ha pasado más de una semana de invasión y hace cuentas de todo lo están haciendo sus compatriotas para ayudar a su país. Los mensajes no paran de llegar a los móviles por los chats de los ucranianos de Madrid, de España y de todo el mundo. 

Los ucranianos se han convertido en una gran red internacional volcada en hacer llegar recursos sanitarios, bélicos y de primera necesidad a su país. “A veces son pedidos que nos llegan de lugares puntuales de Ucrania, como hospitales que necesitan medicamentos como insulina”, afirma Korbut . Las iniciativas de ayuda son muchas, desde tiendas especializadas en productos ucranianos en Zaragoza, o iglesias ortodoxas en Alcorcón o una pizzería -Al Al Solito Posto- en la Alameda de Hércules promovida por un grupo de ucranianos afincados en Sevilla.  

En el supermercado de productos ucranianos, Ucramarket, del número 8 de la calle Méndez Álvaro de Madrid es visible la solidaridad de los madrileños que se acercan a llevar pañales, medicinas y alimentos. La Policía Municipal ha habilitado un espacio para que los coches se paren sin afectar al tráfico y puedan descargar la ayuda. “Cada día vengo un poco de tiempo a ayudar en lo que pueda”, dice Olena Kotovska, una ucraniana que lleva 20 años en España. “Necesitamos comida para niños, pañales, ropa térmica para los soldados y medicinas”, explica. Con ese fin descargan su coche Laura y José, un joven matrimonio madrileño que han recogido ayuda de entre sus amigos, familiares y padres de la guardería donde llevan a sus hijas. 

Además de las iniciativas más pequeñas, la ONG de más confianza para los ucranianos es Con Ucrania en cuya web se detallan los puntos de recogida de ayuda en toda España y las necesidades y las necesidades humanitarias y militares de los ucranianos. En lo que canalizan, también, gran parte de sus esfuerzos los ucranianos es en enviar recursos a su ejército y lo hacen directamente en una cuenta que el Banco Nacional de Ucrania ha abierto para recibir donaciones de todo el mundo

Despedida del contingente de ocho voluntarios de la escuela de Servicios Médicos de Asistencia de Urgencias (SAMU) de Gelves (Sevilla) hacia Tulcea (Rumanía ) en la frontera sur de Ucrania para desplegar un dispositivo de atención a los refugiados que huyen de la invasión rusa que está padeciendo su país. EFE/Julio Muñoz

Los españoles se suman a cuantos llamamientos les llegan por parte de sus vecinos ucranianos y otros que ONG españolas e instituciones ponen en marcha. El Ayuntamiento de Madrid ha suspendido la recogida de ayuda en las juntas de distrito ante la avalancha de material. Los ejemplos son muchos como el de la Fundación Ángel Nieto que ha organizado un reto deportivo solidario para donar unidades móviles medicalizadas y dispositivos de telemedicina a Ucrania o el empresario que se trae refugiados desde Polonia, por citar algunos. A las decenas de iniciativas privadas hay que sumar los sacrificios empresariales como el de Inditex que cierra sus tiendas en Rusia, temporalmente, para elevar la presión al régimen de Putin.

Preparados para los refugiados

Los ucranianos que huyen de la guerra aumentan a diario, ya han superado el millón pero las previsiones son que se alcancen los 5 millones ya que el país tiene una población de 44 millones. En el plano institucional se está trabajando para la llegada de personas a España coordinando a las comunidades autónomas y facilitando la entrada de los refugiados con el estatus que le ha dado la UE para que no se tropiecen con la burocracia de las comunidades autónomas. 

Vamos a necesitar familias que acojan a madres con hijos, porque las madres no quieren separarse de sus hijos.

Yara Lavna, abogada del AJA

En este sentido, tres letradas de la Asociación de Jóvenes Abogados (AJA) del Colegio de Abogados de Madrid -de origen ucraniano- trabajan para dar asesoramiento a los ucranianos que lleguen y preparan el territorio jurídico para quienes vayan a acoger a niños y familias de ucrania dado el volumen de refugiados que se esperan. “Tenemos muchas familias ucranianas y españolas que están interesadas en acoger a niños sin acompañamiento refugiados, pero vamos a necesitar familias que acojan a madres con hijos, porque las madres no quieren separarse de sus hijos”, explica Yara Lavna, una de las abogadas de AJA. 

En este sentido la  Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) está movilizando al sector hotelero para poner camas a disposición de los refugiados ucranianos en España.  Todas las iniciativas privadas serán bienvenidas para acoger a las víctimas de Putin ya que el sistema institucional español de acogida está al límite tras acoger a la oleada de refugiados afganos. El número y volumen de refugiados que va a recibir España de Ucrania no es comparable con ninguna crisis anterior. 

Chef español José Andrés envía 40 toneladas de ayuda a refugiados ucranianos
Más de 40 toneladas de ayuda humanitaria salieron desde Madrid el miércoles, con destino a Polonia, pertenecen a World Central Kitchen (WCK), la ONG del chef español José Andrés. EFE/ Maribel Arenas

ONG españolas en Ucrania y en países limítrofes

Las organizaciones no gubernamentales españolas han desplegado su logística para contribuir a paliar la situación de los refugiados y de los ucranianos que permanecen en el país. «Estamos apoyando a más de 1.000 personas que han huido de sus hogares, alrededor del 60% son madres con niños y niñas pequeñas y mujeres embarazadas», afirma Nataliia Kirkach, directora de Slavic Heart, organización socia de Save the Children que opera en el este de Ucrania.

Para canalizar ayuda con las organizaciones españolas esta lista facilita el acceso distintas maneras de enviar dinero y ayuda para paliar la mayor crisis humanitaria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.