El Papa Francisco ha pedido una «oración especial» por el Papa emérito, Benedicto XVI, «que en silencio sostiene la Iglesia». «Está muy enfermo. Pidamos a Dios que lo consuele y lo sostenga en su testimonio de amor a la iglesia hasta el final», ha señalado el pontífice durante la audiencia general de este miércoles.

Las condiciones de salud de Benedicto XVI, de 95 años, son extremadamente débiles, y el Papa Francisco ha apuntado que «está muy enfermo».