Sociedad

Reabre el tramo Sol-Nueva Numancia de la línea 1 del Metro de Madrid

Una persona con su abono transporte de Metro Madrid, cercanías y autobús

Una persona pasa su título de transporte en el metro de Madrid / EP

El tramo de la línea 1 del Metro de Madrid entre Sol y Nueva Numancia, cerrado desde el pasado 24 de junio, reabrirá el próximo miércoles 27 de septiembre. Esto supone una reapertura de parte del tramo cortado, antes de lo que estaba previsto.

Según ha anunciado el consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras, Jorge Rodrigo, el tramo se va a reabrir "casi un mes antes de lo previsto", ha destacado. Aunque no había una fecha concreta para la finalización de las obras, sí se estableció el mes de octubre como plazo de finalización de estos trabajos para renovar el tramo entre Valdecarros y Sol.

Esto supone que los vecinos y trabajadores de las primeras estaciones que pertenecen a Vallecas (es decir, las estaciones de Puente de Vallecas y Nueva Numancia) tendrán de nuevo conexión con el centro de la ciudad de Madrid a través de la Línea 1 de Metro.

Según ha avanzado el consejero, el miércoles 27 de septiembre se recuperará la circulación en el tramo entre Sol y Nueva Numancia, parte del tramo de 19 estaciones que cerró el pasado 24 de junio. La circulación en la línea 1 permanecerá cerrado en el tramo entre Nueva Numancia y Valdecarros.

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, calificó esta misma semana de "éxito" el servicio sustitutivo y gratuito de 58 autobuses de la EMT por el cierre parcial de la línea 1 de Metro con 70.000 viajeros diarios y "prácticamente sin quejas ni reclamaciones".

Segunda fase de las obras de la línea 1 de Metro de Madrid

La segunda fase de las obras de renovación de la L1 de Metro arrancó en febrero y tendrá una tercera etapa que será nocturna y no afectará al funcionamiento de la misma. Tras los trabajos esperan que mejore tanto la velocidad como la comodidad de la ruta más antigua de la red.

Las obras buscan mejorar de manera integral el funcionamiento de la línea, reduciendo los tiempos de recorrido de los trenes, introduciendo unas mayores prestaciones tecnológicas que incrementen la fiabilidad de las instalaciones y optimizando las labores y los costes de mantenimiento de la vía.

Este proceso de actualización incluye la eliminación del balasto (piedras que se colocan sobre la plataforma de la vía) y las traviesas de madera, para sustituirlos por una nueva plataforma de hormigón, renovando de esa manera los sistemas de sujeción y apoyo del carril, e incorporando como nuevos dispositivos de alta tecnología que gestionan el cruce y la ramificación de las vías. Con ello quieren reducir ruidos y vibraciones y se mejorará el sistema de drenaje, lo que optimizará su conservación y reducirá las incidencias.

En total, se actuará sobre más de 13 kilómetros de trazado y, de manera paralela, sobre las instalaciones de la Línea aérea y el sistema de señalización, y se llevarán a cabo labores de desamiantado.

Tras esta primera fase, se prevé que en 2024 se acometan los trabajos de mejora de la Línea 1 en el tramo restante, comprendido entre Sol y Pinar de Chamartín.

Te puede interesar