Sociedad

Herido grave el novillero Álvaro Serrano por una cornada en Las Ventas

Cogida grave en el muslo a Álvaro Serrano en cVentas, Madrid

Cogida grave en el muslo a Álvaro Serrano en cVentas, Madrid Twitter / @LasVentas

El novillero Álvaro Serrano, de la escuela taurina de Navas del Rey (Madrid), ha resultado herido de gravedad nada más empezar la final del certamen sin caballos "Camino hacia Las Ventas", que se celebra este martes en la Monumental madrileña y que congrega a más de 20.000 espectadores en los tendidos.

El percance sobrevino en un quite a la verónica al primer novillo de la función, de la ganadería de Lorenzo Rodríguez Espioja. El animal se le metió en uno de los lances y lo corneó de manera certera en el muslo derecho.

Rápidamente fue llevado a la enfermería, donde ha sido intervenido de una "cornada en el tercio superior del muslo derecho con dos trayectorias: una hacia arriba y adentro de 15 cm que produce destrozos en músculo aductor y vasto interno, y otra de 10 cm que también afecta al aductor, de pronóstico grave", según recoge el parte médico oficial.

Debido a este percance, la gran final de uno de los certámenes más importantes de escuelas taurinas a nivel nacional ha quedado en un improvisado mano a mano entre Mariscal Ruiz, que ha sido ovacionado en el novillo que hirió a Serrano y ha cortado una oreja del tercero, y Sergio Rollón, que ha sido silenciado en el segundo.

Ambos novilleros pertenecen a la escuela taurina Fundación El Juli de Arganda del Rey (Madrid).

Se trata del penúltimo festejo de la temporada en Las Ventas, que echará el telón definitivamente mañana con la tradicional corrida de la Hispanidad, y que ha concitado a más de 20.000 espectadores en los tendidos (más de tres cuartos de entrada) aunque en la taquilla de la plaza estuviera puesto el cartel de "no hay billetes".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Mucho ánimo y pronta recuperación para el novillero.